Acentuación

Wikilengua


En castellano, las reglas de acentuación tienen como principal objeto señalar la vocal tónica con ayuda del signo de la tilde (también llamado acento ortográfico y, en tipografía, acento agudo). Por esta razón también se las llama reglas de atildación o de tildación.

Guiadas por un principio de economía, permiten identificar inequívocamente la vocal tónica de una palabra dada sin necesidad de ningún signo ortográfico en la mayoría de los casos.

Índice

[Modificar solo esta sección] Norma general

No se acentúan:

  • Las palabras con la penúltima sílaba tónica (palabras llanas) que terminan en vocal o en n o s precedida de vocal.
  • Las palabras con la última sílaba tónica (palabras agudas) que terminan en consonante que no sea n o s o en dos consonantes (las que sean)
  • Los monosílabos.

El resto de palabras se escriben con tilde, incluyendo las esdrújulas y sobreesdrújulas (la vocal tónica está en negrita):

chií, chiita, alauí, miau, estudié, agriísimo, paulino, Oraa, Feijoo, faena, tórtola, anchoa, continuo, área, miasma, baile, zooide
camión, joven, acción,
jóvenes, limpiáis, dais, diócesis
máuser, conceder, César, Otívar, coautor, veedor,
verdad, piedad, césped, huésped, Madrid
cárcel, dátil, mármol, manual, árbol, fácil, sutil, tonel, túnel
reloj, vivac, zigzag, fénix
Fernández, exquisitez, Sáenz, feliz, cáliz
fórceps, bíceps, cómics, pívots, siémens, robots, tictacs, iceberg, volavérunt
acimut, cénit o cenit, argot

Una forma alternativa de formular las normas generales es la siguiente:

Se consideran llanas las palabras sin acento gráfico que terminan en vocal o en las letras s y n precedidas de vocal. Se consideran agudas el resto de las palabras sin acento gráfico.

Esta formulación es anterior a la más habitual en la actualidad y se emplea a menudo en la enseñanza del Español como lengua extranjera (ELE).

A estas normas hay que añadir otra complementaria, que se aplica siempre y con independencia de las anteriores:

  • Se acentúa toda vocal cerrada (i, u) tónica pegada a una vocal abierta (a, e, o): reúsa, caída, huíamos, cortaúñas.

Tradicionalmente se ha dicho que esta tilde «deshace» el diptongo.

[Modificar solo esta sección] Casos de la y y la ü

La letra y, a los efectos de las reglas de acentuación, se considera, como normal general, consonante. 

En algunos nombres con ortografía arcaica, la letra y equivale a una i tónica, que según la Ortografía del 2010 (OLE, p. 222-223) llevará tilde si las normas de acentuación lo piden. Estos apellidos también pueden aparecer grafiados con i tildada:

Comýn / Comín, Monteserýn / Monteserín
Aýna / Aína, Laýna / Laína, Ýñigo / Íñigo

Hasta la Ortografía del 2010 no había norma al respecto y lo normal era no añadir ninguna tilde: Ayna[1]. Cuando la forma arcaica o tradicional lleva una y átona, su presencia no tiene implicaciones a efectos de la acentuación: Aymerich, Yrigoyen.

La u de las agrupaciones gue y gui solo se considera vocal si lleva diéresis (átona), o tilde (tónica): antigüedad, güito, ambigúes.

[Modificar solo esta sección] La h

La letra h no impide la formación de diptongos:

búho, truhan

(En truhan hay diptongo ortográfico; por tanto, al ser monosílaba no se acentúa, aunque la Academia admitió hasta el 2010 la forma truhán.)

Se considera consonante, por lo que las adaptaciones que terminan en h se acentúan si son llanas o esdrújulas.

[Modificar solo esta sección] Combinaciones de vocales

En castellano, las vocales se pueden combinar con bastante libertad y puede haber incluso cinco vocales unidas (rehuíais). Sin embargo, para la acentuación solo es necesario tener en cuenta los grupos de uno, dos o tres vocales.

Dos vocales separadas por una h se consideran en contacto directo.

El caso más simple es cuando hay una vocal cerrada tónica unida a una vocal abierta; en tal caso, la vocal tónica siempre lleva tilde:

oír, tenía, paleografía, huía, comíais, chiíes, limpiaúñas

Las vocales cerradas átonas pertenecen siempre a la misma sílaba que la vocal abierta a la que van directamente unidas; es decir, a efectos de acentuación es como si las vocales cerradas no existieran:

apreciáis, despreciéis

La prolongación de vocales por razones expresivas cuenta como una única vocal:

Menudo exameeeen... (sigue siendo llana ~ examen)

[Modificar solo esta sección] La tilde en palabras de una sola unidad

action forward.gif Artículo principal: Monosílabos ortográficos

Las palabras que solo tengan una sílaba, es decir, las palabras con una vocal o un único grupo de vocales que forman diptongo o triptongo ortográfico, no llevarán tilde, salvo aquellas que se relacionan en el apartado Tilde diacrítica.

Ejemplos:

guau, miau, fiais, pio, guion, fue, truhan, bou, a, muy, rio, crio, puar, criar, guiar, fui, hui, ay, hay, hoy, cuy, me, sol, sed, buey, Luis, dios, Juan, huir, dio, vio, Tuy, Sanz, Saiz, Sainz, ya, paz, Pla.

La RAE, en sus normas vigentes, considera incorrecto tildar algunas palabras con una sola unidad vocálica en aquellos casos en que colectivos de hablantes puedan percibir dos unidades (guión, pió, rió, ruán, Ruán, guió, truhán, crió, etc.). Aunque en ocasiones se siguen tildando estas palabras, la RAE prefiere grafiarlos sin tilde, pues son monosílabos ortográficos.

Esta norma no afecta a palabras como hinduismo, chiismo o fluido, pues tienen más de una unidad vocálica y tanto si se consideran hiatos como diptongos carecen de tilde en aplicación de las reglas generales.

[Modificar solo esta sección] Diptongos e hiatos

En la acentuación, solo se tiene en cuenta el valor ortográfico de los diptongos y los hiatos.

[Modificar solo esta sección] Tilde diacrítica

action forward.gif Artículo principal: Tilde diacrítica

Se llama tilde diacrítica a la que se emplea para evitar posibles ambigüedades en ciertas palabras. Según la Ortografía, su función es diferenciar funciones gramaticales, pero en la práctica diferencia significados (por ejemplo, el si como nota musical y el sí como afirmación, donde ambos son sustantivos).

Te dije que no me pusieras poleo sino
A él no le gusta el cine

También es tilde diacrítica la que se añade a donde, cuando, que, etc., cuanto tienen valor interrogativo o funcionan como sustantivos:

No sé cuántos mensajes recibo al día
Hay que saber el cómo, el cuándo, el qué, el quién y el dónde.

[Modificar solo esta sección] Palabras compuestas

Las palabras compuestas de otras y que no están unidas por guion solo llevan acento en la última de ellas, si lo necesita:

asimismo, decimoséptimo, metomentodo, guardamanos, buscapiés, decimotercero, baloncesto, tiovivo

En algunos casos, puede ser necesario añadir un acento si hay que indicar un hiato:

cortaúñas

En los compuestos de dos o más adjetivos unidos con guion, cada elemento conservará la tilde original, si la tuviera:

histórico-crítico, hispano-suizo, franco-alemán, dálmato-romano

Los adverbios formados por un adjetivo más el sufijo –mente solo tienen tilde si el adjetivo, tomado aisladamente, la lleva.

fácilmente, merecidamente, cortésmente, fielmente

[Modificar solo esta sección] Verbos con pronombres enclíticos

Las formas verbales que lleven enclíticos pronominales (es decir, pronombres pospuestos) serán tomadas como palabras autónomas y les serán de aplicación las normas generales, prescindiendo de que las formas verbales desnudas lleven tilde o no:

dame/dámelo, dio/diome/dióselos, abandonó/abandonole, está/estate, pon/ponme

Lo mismo se aplica a (con tilde diacrítica): deme, déselo.

Hasta la Ortografía de 1999, la tilde se conservaba si la tenía la forma verbal sin pronombres: está/estáte.

[Modificar solo esta sección] La tilde y las letras mayúsculas

Las vocales, por el hecho de ir en mayúscula, tanto inicial como en mayúscula seguida no quedan exentas de llevar tilde u otros signos diacríticos:

LINGÜÍSTICA, Ángel, PARÍS

Tampoco se omite en las abreviaturas de nombres de persona:

M. Á. ~ Miguel Ángel

[Modificar solo esta sección] Palabras que no se acentúan

Aunque la omisión de la tilde es la falta ortográfica más habitual, en ocasiones se da el fenómeno opuesto, con la adición de una tilde que no corresponde. Puede deberse a dos razones:

  • La palabra se pronuncia mal, como caracter porque se dice /caractér/; aquí hay además un error de prosodia. Véase la lista de palabras con acento desplazado.
  • La palabra se pronuncia bien, pero la tilde no se ajusta a las normas oortográficas. Por ejemplo, viéseis o construído se corresponden con la pronunciación, pues son una palabra llana acabada en ese y vocal, respectivamente, y por tanto le sobra la tilde. Véase la Lista de palabras que no se acentúan.

Al imitar la lengua hablada no es raro ver acentuadas palabras monosílabas, sobre todo si son tónicas:

Red x.svg Cree que sirve pa tó, pero no sirve pa ná, porque no tié sesera
Yes check.svg Cree que sirve pa to, pero no sirve pa na, porque no tie sesera

[Modificar solo esta sección] Arcaísmos y palabras desusadas

La Ortografía no establece excepciones en estos casos, por lo que si se emplean en un texto actual siguen la norma general. Cuando se trata de un edición de una obra antigua, se adoptan los criterios que el editor considere adecuados, sin que haya una norma fija.

[Modificar solo esta sección] Acentuación de palabras extranjeras

[Modificar solo esta sección] Préstamos y neologismos

Los préstamos y neologismos que adaptan su grafía y fonética al castellano se acentúan siguiendo las reglas de acentuación generales, aunque no llevaran tilde en la lengua de origen.

bidé.
láser.

[Modificar solo esta sección] Nombres propios

En general, a los nombres propios extranjeros no se les añade ningún acento gráfico que en su origen no tengan.

Wagner pero no *Wágner.

Si el nombre se ha adaptado a la pronunciación y la escritura del español, sí se pueden acentuar. Este caso se da sobre todo con nombres transcritos de otras escrituras, los personajes de la Antigüedad o los reyes y santos:

Tolstói (transcrito del ruso)
Platón (de la Antigüedad)
Abderramán (nombre tradicional en español de Abd Al-Rahman)
Tomás Moro (nombre tradicional en español de Thomas Moore)

[Modificar solo esta sección] Topónimos

Los nombres geográficos que ya están acuñados en castellano o adaptados a su fonética ya no son tratados como extranjeros, por lo que se acentúan siguiendo las reglas generales.

París.
Támesis.
Afganistán.

[Modificar solo esta sección] Palabras latinas

Las palabras latinas utilizadas corrientemente en español y que en su forma se ajustan al sistema ortográfico del español se someten a las reglas de acentuación:

tedeum, referéndum, memorándum, ídem, fórum

Las locuciones latinas, por el contrario, se consideran extranjerismos y por tanto van sin tilde:

curriculum vitae, ad infinitum, sui generis, habeas corpus, alma mater

[Modificar solo esta sección] La conjunción o

Hasta la Ortografía del 2010, la conjunción o podía llevar tilde diacrítica entre cifras con el objeto de no ser confundida con el número cero: 2 ó 3. Sin embargo, en las últimas normas recomiendan prescindir de ella: 2 o 3.

[Modificar solo esta sección] Notas y referencias

  1. La Academia le pone tilde a Ayna, laverdad.es (ed. Albacete).

[Modificar solo esta sección] Enlaces externos

Este artículo fue seleccionado como destacado en 2013-10-07.

Supervisado
Herramientas personales

¿Quieres colaborar y no sabes cómo? Ve a la página de propuestas, escribe y hacemos el resto.

Acentuación
Categorías
Compartir

Sindicación

RSSAtom

Licencia

Creative Commons License

Acerca de...

Wikilengua
Protección de datos

Fundéu BBVA
Fundéu en Twitter
#EscribirEnInternet

Powered by MediaWiki