Ambigüedad

Wikilengua

La ambigüedad es una situación en la que la información se puede entender o interpretar de más de una manera. El contexto tiene mucha importancia en la eliminación de las posibles ambigüedades; es decir, la misma información puede ser ambigua en un contexto y no serla en otro.

La interpretación también depende de la experiencia personal del receptor de la información, de modo que banco remite en primer lugar a una entidad financiera para una persona que trabaja en ese sector, pero a un tipo de asiento para un jardinero; a menudo, se selecciona uno de los sentidos de una información ambigua sin siquiera darse cuenta que puede tener otros, de modo que cuando la experiencia del emisor es distinta de la del receptor pueden darse mensajes equívocos o incluso incomprensibles.

Anfibología es el nombre que recibe la ambigüedad en gramática, y se la trata bien como vicio del lenguaje, cuando se debe a una construcción incorrecta, bien como una figura retórica, cuando es un efecto intencionado. Un ejemplo típico de la anfibología como vicio es:

Red x.svg Tenemos globos para niños de colores
Yes check.svg Tenemos globos de colores para niños

La anfibología es uno de los principales problemas que tiene que resolver la lingüística computacional. También es un problema en el derecho, porque la interpretación de documentos escritos y acuerdos verbales a menudo es de suma importancia; este problema trasciende lo meramente lingüístico y en la interpretación de las ambigüedades influyen otros factores como los antecedentes legales y judiciales, y la jurisprudencia.

Índice

[Modificar solo esta sección] Tipos de ambigüedad

[Modificar solo esta sección] Ambigüedad léxica y polisemia

La ambigüedad léxica de una palabra o una frase consiste en los múltiples significados que tiene una palabra, tal como puede quedar reflejado en un diccionario; la multiplicidad de significados se llama polisemia. Un ejemplo es el de banco, dado más arriba. Un caso especial es la enantiosemia, de palabra que tiene sentidos opuestos.

El contexto en el que se utiliza una palabra ambigua a menudo pone de manifiesto cuál de los significados es el que se pretende dar. Si, por ejemplo, alguien dice

Lavó la ropa en la pila
La pila del juguete se ha gastado

queda claro que en el primer caso pila es un recipiente de agua, mientras que en el segundo es un pequeño generador químico de electricidad.

Sin embargo, hay situaciones en las que no hay un contexto lingüístico que proporcione información suficiente para eliminar la anfibología de una palabra. Este es el caso de los titulares de periódicos.

Muchas personas[¿quiénes?] consideran que la ambigüedad léxica, con palabras que pueden conducir a una comunicación errónea, se debe evitar siempre que sea posible, ya que el receptor generalmente tiene que dedicar un tiempo, esfuerzo y capacidad adicionales de atención para determinar qué se ha de entender cuando se usan. La ambigüedad léxica se puede abordar por métodos algorítmicos que asocian automáticamente el significado apropiado de la palabra en su contexto, en una tarea a que se refiere como desambiguación del sentido de la palabra.

El uso de palabras polisémicas implica que el autor deba aclarar el contexto, y en ocasiones deba dar más detalles sobre su significado específico (en cuyo caso, se debería usar un término menos ambiguo). El objetivo de la comunicación clara y concisa es que el receptor no tenga ninguna equivocación sobre lo que se quería transmitir. Una excepción a esto podría incluir a un político que intencionadamente juega con las palabras para así conseguir apoyos basado en deseos múltiples e incluso contradictorios. La ambigüedad es una herramienta importante en la política.

Más problemáticas son las palabras cuyos sentidos expresan conceptos estrechamente relacionados. Bueno, por ejemplo, puede significar ‘útil’ o ‘funcional’ (es un buen martillo), ‘ejemplar’ (es una buena estudiante), ‘agradable’ (la sopa está buena), ‘que tiene honradez’ (es una buena persona), ‘que tiene un buen tipo’ (su novio está muy bueno), etc. Así, no está claro qué se quiere decir con:

Tengo una hija buena

[Modificar solo esta sección] Ambigüedad sintáctica

La ambigüedad sintáctica aparece cuando una frase o una oración compleja se puede analizar de varias formas:

Compró los libros baratos

Aquí baratos puede ser el adjetivo de libros, en cuyo caso significa que había libros caros y baratos y que se compraron los últimos, pero también puede ser un complemento predicativo, en cuyo caso se quiere decir que los libros que compró los consiguió baratos.

Es frecuente en los adjetivos que pueden funcionar como adverbios. Un caso prototípico es solo, pero no el único:

Arregló el camión rápido

Puede ser que hubiera varios camiones y de ellos arreglara el rápido, o puede ser que arreglara el camión con rapidez.

Otro caso ambiguo si no hay contexto es:

La fotografía

La puede ser artículo, y por tanto fotografía es un nombre, pero puede ser un pronombre, de modo de significaría ‘la está fotografiando’.

[Modificar solo esta sección] Ambigüedad fonética

La lengua hablada puede contener muchos más tipos de ambigüedad, cuando hay más de una forma de componer un conjunto de sonidos en palabras, por ejemplo, ¿Qué es de Pilar? se podría intepretar igualmente como ¿Qué es depilar? Otro ejemplo es ¿Me diste la caja? frente a ¿Mediste la caja? La identidad en la pronunciación de una o varias palabras se denomina homofonía. Casos así suelen resolverse con el contexto.

[Modificar solo esta sección] Ambigüedad semántica

La ambigüedad semántica ocurre cuando una palabra o concepto tiene un significado de por sí difuso que se basa en el uso informal o generalizado. Este es el caso, por ejemplo, de giros y construcciones con significados no bien definidos y que se presentan en el contexto de un argumento más amplio que invita a una conclusión.

Por ejemplo:

Le compró flores

tiene un complemento indirecto (le) que puede referirse al destinatario de las flores (una persona a la que se regalan por ser su cumpleaños) o bien a la persona que las vende (el floristero).

Otro ejemplo es:

Solo pueden opositar personas con ambos títulos
Pueden participar personas de ambos sexos

En el primero se entiende que cada persona de modo individual ha de tener los dos títulos. En el segundo, se entiende que en el conjunto de las personas las hay bien de un sexo, bien de otro. Un error habitual es seleccionar de todo los sentidos aquel que carece de lógica y considerar que, por tanto, se trata de un error; por ejemplo, cuando se considera que de ambos sexos es incorrecto porque solo se ha seleccionado el sentido de la oración anterior: que una persona individual ha de tener ambos sexos a la vez.

La ambigüedad léxica se diferencia de la semántica en que la primera implica la elección entre un número finito de significados que dependen de un contexto conocido e informativo, mientras que el segundo es una elección entre un número de posibles interpretaciones, ninguna de las cuales tiene un sentido conocido de antemano. Esta forma de ambigüedad está relacionada con la vaguedad.

[Modificar solo esta sección] Desambiguación

La ambigüedad se puede evitar con diversos métodos.

[Modificar solo esta sección] Complemento

En el caso de ambigüedades léxicas que no quedan resueltas por el contexto, se puede añadir un complemento que aclare a qué significado concreto nos referimos. En los diccionarios, suele especificarse alguna aplicación concreta que se suele dar por entendida, como avalancha, que normalmente es de nieve; si por el contexto quedara claro que nos referimos a las avalanchas de nieve, no es necesario especificar más, pero en caso contrario se puede añadir el complemento: una avalancha de tierra, una avalancha de gente, una avalancha de nieve.

El uso indiscriminado de este recurso puede ser el origen de redundancias; según el tipo de escrito o las intenciones de claridad puede ser adecuado asumir ese riesgo.

[Modificar solo esta sección] Acentuación

Este mecanismo es meramente convencional y está fijado en algunos pocos casos con la tilde diacrítica. En algunos casos la tilde basta para eliminar ambigüedades, pero en otros (en especial solo) es insuficiente y puede ser necesario recurrir a un cambio en la redacción.

[Modificar solo esta sección] Puntuación

Las comas pueden servir tanto para separar los elementos de una enumeración como para delimitar un inciso. En ciertos casos puede no quedar claro cuál de esos posibles usos es el que corresponde:

Entre los entrevistados estaban sus dos exesposas, María y Elena.

Aquí pueden ser cuatro personas (comas de enumeración) o dos (comas de inciso). En el primer caso a veces se puede cambiar el orden o añadir «así como», mientras que en el segundo bastaría con usar paréntesis:

Entre los entrevistados estaban sus dos exesposas, así como María y Elena.
Entre los entrevistados estaban sus dos exesposas (María y Elena).

[Modificar solo esta sección] Cambio de construcción

Un cambio en la construcción, con la adición, por ejemplo, de artículos o preposiciones puede ayudar a eliminar o reducir la ambigüedad o evitar equívocos. Por ejemplo:

Golpe dado con el pie o la pata de un animal

Aquí se puede interpretar que de un animal afecta a la coordinación el pie o la pata, por lo que se puede interpretar que no se aplica a las personas. Con la adición de una preposición es posible separar la coordinación de otro modo:

Golpe dado con el pie o con la pata de un animal

De este modo, se separa con el pie y con la pata de un animal. Aún se puede dejar más claro con:

Golpe dado bien con el pie, bien con la pata de un animal

También un cambio en el orden ayuda a la desambiguación. Es el caso típico de

Se venden abrigos para niño de lana
Se venden abrigos de lana para niños

Obsérvese que, incluso con el cambio de orden, puede seguir habiendo alguna ambigüedad (¿hay una lana específica para niños?). No obstante, parece que los hablantes tienden a dar preferencia a las uniones con de frente a las de otras preposiciones.

En el ejemplo de arriba de Compró los libros baratos, puede anteponerse baratos si es el complemento predicativo:

Compró baratos los libros

Cuando hay dos complementos de persona (directo e indirecto) se dan anfibologías como la siguiente:

Mi padre recomendó a Felipe a mi hermano

La norma admite prescindir en casos como este de la preposición a en el complemento directo:

Mi padre recomendó Felipe a mi hermano [si el recomendado es Felipe]

En español, el sujeto puede seguir al verbo, por lo que en ocasiones puede no distinguirse del complemento directo:

Mandó que se entregasen los prisioneros al enemigo

La ambigüedad se puede resolver, según el sentido, como

Mandó que los prisioneros se entregasen al enemigo
Mandó que los prisioneros fueran entregados al enemigo

[Modificar solo esta sección] Cambio y adición de palabras

En:

Tomó un café solo

hay tres sentidos: dos de ellos sin tilde diacrítica (o bien el café es sin leche o bien lo tomó sin nadie que lo acompañara) y uno que se puede deshacer con tilde (sin un bollo, por ejemplo). Para distinguir uno de los primeros sentidos, no solo se puede recurrir a un cambio de orden (Tomó solo un café), sino también a cambiar la redacción: Tomó un café sin leche, Tomó un café sin nadie, Tomó un café únicamente.

Una de las partículas que más fácilmente da lugar a ambigüedades es su:

Cuando Simón se casó con Águeda, sus hijos lo llevaron mal

Puede añadirse algún texto que aclare a qué hijos se refiere, como el primero y el segundo, este y aquél; en este caso, podría decirse:

Cuando Simón se casó con Águeda, los hijos de él lo llevaron mal [o de ella, según el caso]

El leísmo puede ser causa de ambigüedad en algunos casos:

Dale pienso al caballo y luego dale al amo

Así, parece que hay que dar pienso al amo. Con el pronombre lo no se da la anfibología:

Dale pienso al caballo y luego dalo al amo

Algunos tiempos verbales coinciden en la primera persona y la tercera:

Teresa y yo estábamos allí, y cuando tocaba el piano llegaron los invitados.

¿Quién tocaba el piano? Si lo tocaba Teresa, puede decirse:

Teresa y yo estábamos allí, y cuando ella tocaba el piano llegaron los invitados.

[Modificar solo esta sección] Referencias

  • Ambiguity (de la Wikipedia en inglés). Parte de este artículo de la Wikilengua es traducción de esta referencia (sobre todo los tipos), que publica con licencia CC-BY-SA.
  • P. Sanmartí, Compendio de gramática castellana, ¿1907?

Este artículo fue seleccionado como destacado en 2012-07-02.

Supervisado
Herramientas personales

¿Quieres colaborar y no sabes cómo? Ve a la página de propuestas, escribe y hacemos el resto.

Categorías
Compartir

Sindicación

RSSAtom

Licencia

Creative Commons License

Acerca de...

Wikilengua
Protección de datos

Fundéu BBVA
Fundéu en Twitter
#EscribirEnInternet

Powered by MediaWiki