Cita

Wikilengua

Véase también
Discurso directo y discurso indirecto » Para la correlación de tiempos verbales

Una cita es la reproducción de palabras o textos de otras personas o autores, aunque también pueden incluirse, por tener un tratamiento similar, los pensamientos de un personaje en una obra narrativa. Pueden ir intercaladas en el texto, en cuyo caso van entrecomilladas, o pueden ir exentas, es decir, en un bloque aparte y con tratamiento tipográfico especial. No hay que mezclar ambos sistemas, es decir, no se debe entrecomillar una cita exenta completa.

La puntuación de las citas es completamente independiente de la oración donde están: la presencia en las citas de comas, puntos y comas o incluso de puntos no afecta a la puntuación del texto en el que van:

Se daban tres opciones: «Sí. Lo apoyo», «No. Lo rechazo» e «Indiferente».

Las citas reproducen fielmente el texto original en su ortografía, puntuación y estilos tipográficos, incluso si son de una lengua extranjera; en particular, una cita en otra lengua no se pasa a cursiva por el mero hecho de no ser español:

Martin Luther King dijo: «I have a dream».

Las traducciones se tratan del mismo modo, aunque puede ser conveniente añadir alguna aclaración, como por ejemplo «traducido del alemán».

Un texto puede consistir casi enteramente en citas, como en una recopilación epistolar. En este caso se obra del modo inverso y son los comentarios los que se escriben con alguna distinción tipográfica (menor tamaño, cambio en la familia de letra o cursiva), mientras que el texto citado aparece en la fuente principal.

Índice

[Modificar solo esta sección] Intercaladas

Las citas intercaladas son aquellas que están integradas en el párrafo, sin ninguna separación adicional con blancos.

[Modificar solo esta sección] Estilos

Hay dos estilos básicos de citas intercaladas:

  • El indirecto, en la que las palabras se integran en el discurso del texto y se modifican convenientemente. No tienen tratamiento ortotipográfico especial:
Me dijo que no vendría a menos que se lo pidiera.
  • El directo, que va separado del texto con comillas para indicar que se trata de palabras literales.
Me dijo: «No vendré a menos que me lo pidas».
Pensé: «No, mejor me como las verduras».

En textos periodísticos es frecuente un sistema mixto en el que las palabras se integran el discurso pero se destacan con comillas las partes que son reproducción literal:

El alcalde declaró que se iba a defender de «este montaje», que considera el «producto de la imaginación de algunos».

En estos casos se ha de mantener la coherencia sintáctica. No es posible Me dijo que «iré por la tarde» por Me dijo que iría por la tarde.

[Modificar solo esta sección] Puntuación

La puntuación en el estilo directo varía en función de donde se encuentra la introducción o explicación de la cita:

Me dijo: «No vendré a menos que me lo pidas».
  • Si va intercalada, normalmente se emplean rayas:
«No vendré —me dijo— a menos que me lo pidas».

Esta disposición es preferible a la siguiente, que se usa por influencia del inglés:

«No vendré», me dijo, «a menos que me lo pidas».

Esta última tiene, además, la desventaja de que no es posible reproducir una pausa con coma, punto y coma, etc., si concide con el inciso, lo que sí es posible con las rayas:

«Tiene tres autos —dijo—: un Mercedes, un Audi y un BMW».
«Podrá pintar la casa —dijo—, pero la estructura seguirá mal».
  • Si va pospuesta, se usa coma:
«No vendré a menos que me lo pidas», me dijo.

Las citas directas pueden extenderse más de un párrafo. Cuando una cita continúa de un párrafo a otro, no se cierran las comillas al final del primero y comienzo del siguiente hay que añadir una comilla de seguir, que en su forma es igual a la comilla de cerrar:

Continuó su relato:
«Partimos por la mañana temprano, antes de la salida del sol [...].
 »Al caer la tarde, decidimos descansar bajo un inmenso roble [...].»

Esta forma de citas largas es habitual en narraciones. Sin embargo, en periodismo se suelen cerrar las comillas al final de un párrafo y abrir de nuevo al comienzo del siguiente.

[Modificar solo esta sección] Exentas

Las citas exentas van separadas del texto que le antecede y que le sigue con un blanco, con sangría en todas las líneas (normalmente solo por la izquierda) y a menudo en un tamaño menor de letra o, incluso, en una familia o estilo tipográfico distinto:

En \textit{La española inglesa}, de Cervantes, se dice:  \begin{quotation}\small \advance\rightskip2em Preguntóle Ricaredo, cómo se llamaba su hija. Respondióle, que Isabel. Con esto, acabó de confirmarse Ricaredo en lo que ya había sospechado, que era que el que se lo contaba era el padre de su querida Isabela. Y sin darle algunas nuevas della, le dijo que de muy buena gana llevaría a él y a su mujer a Londres, donde podría ser que hallasen nuevas de la que deseaban.  Hízolos pasar luego a su capitana; poniendo marineros y guardas bastantes en la nao portuguesa. Aquella noche alzaron velas y se dieron priesa a apartarse de las costas de España porque el navío de los cautivos libres... entre los cuales también iban hasta veinte turcos, a quien también Ricaredo dio libertad, por mostrar que más por su buena condición y generoso ánimo se mostraba liberal que por forzarle amor que a los cathólicos tuviese. Rogó a los españoles que en la primera ocasión que se ofreciese diesen entera libertad a los turcos, que ansimismo se le mostraron agradecidos. \end{quotation}

También se pueden señalar mediante elementos gráficos, un recurso más habitual en artículos de prensa ilustrada que en obras narrativas o técnicas

Al pie de las citas exentas puede mencionarse el autor y la obra, sobre todo cuando se trata de un extracto de una obra literaria, en línea aparte y alineado por la derecha, con o sin paréntesis, pero nunca precedido de una raya. Cuando se trata de reproducir un texto académico o un ensayo, se prefiere la referencia bibliográfica.

[Modificar solo esta sección] Modificaciones

Las citas reproducen fielmente el texto como aparece en el original. Sin embargo, cuando lo que se pretende es reflejar el contenido, más que la forma, se suelen introducir algunas modificaciones ortotipográficas con el fin de ajustar su estilo al del texto principal y así evitar que el lector se tenga que ajustar a otras normas estilísticas. En cambio, cuando también importa la forma, como en ediciones paleográficas y críticas, se intenta ser fiel al original en cuanto sea posible, y cualquier aclaración o cambio en el texto ha de señalarse claramente con la ayuda de una serie de signos que indican texto omitido, que sobra, que no se entiende bien, etc., y que dependen del estilo editorial.

[Modificar solo esta sección] Elementos que se suelen modificar

Normalmente, se respetan la puntuación, las mayúsculas, los estilos tipográficos (cursivas, versalitas, negritas) y, si el autor se aparta de ella intencionadamente, la ortografía. En los textos generales, sin embargo, se pueden introducir los siguientes cambios, sin que sea necesario, y a menudo ni siquiera conveniente, especificarlo:

  • El tipo de letra o la forma de los signos, como por ejemplo las comillas.
  • La minúscula de la letra inicial, que se puede pasar a mayúscula (o a la inversa); a menudo la letra que cambia se señala con corchetes. Alternativamente, se puede dejar en mínuscula señalando que se ha suprimido texto en la forma explicada más abajo.
  • En las citas intercaladas, el signo de puntuación final, que se omite salvo si cierra uno doble que se ha abierto en la cita. Tradicionalmente y como excepción, cuando la cita era directa y su final coincidía con un punto, este se colocaba antes de la comilla de cierre, aunque no formara parte del texto original; hoy lo más frecuente y recomendable es seguir la norma general.
  • Las notas y sus llamadas, si no se consideran relevantes. O por el contrario, se pueden añadir notas para aclarar puntos concretos de la cita.
  • Las erratas evidentes, que se corrigen sin necesidad de poner un sic.
  • Los subrayados, si el original es un manuscrito, que se pasan a cursiva.

[Modificar solo esta sección] Adición de aclaraciones

Al texto citado, se le pueden añadir aclaraciones entre corchetes para, por ejemplo:

  • Aportar el contexto:
... que las medidas aprobadas [por el ministro] tienen como objetivo impulsar...
  • Indicar que el texto que antecede aparece literalmente, aunque resulte sorprendente. Para ello, se escribe la palabra latina sic en cursiva.
... cuando se mezcla el ácido perchlórico [sic] con el compuesto obtenido antes...
  • Añadir palabras omitidas:
... formaron en filas de [a] dos...
  • Hacer observaciones. Si estas no forman parte del texto, van en cursiva:
... cuando el momento dinámico [debería ser el cinético] aumenta...
  • Dar la voz original en una ciertas traducciones, cuando no hay equivalente directo o resulta importante por otras razones:
... una cadencia interrumpida o de engaño [Trugschluss] en la sucesión II-I.

También se puede destacar parte del texto pasándolo a cursivas, en cuyo caso hay que indicarlo entre corchetes con cursivas mías, cursivas añadidas o las cursivan no son del original.

Si en el texto citado hubiera rayas o corchetes, es conveniente hacer constar que son de la fuente y no adiciones (como con los corchetes son del original).

[Modificar solo esta sección] Supresiones

La supresión de parte del texto se indica con puntos suspensivos entre corchetes o, si es uno o varios párrafos completos o versos, con una linea de puntos. El texto resultante ha de tener continuidad lógica y gramatical, por lo que si la supresión coincidiera con algún signo de puntuación, ha de conservarse el que resulte adecuado para esa continuidad. En citas exentas, no es necesario marcar la supresión al comienzo.

[...] por regla general son los últimos un poco menores en diámetro y mayores en altura [...]. Como ejemplo de estos últimos citaré el de la fábrica del Paraiso [...], con siete toberas contando con el caño del bigote.

Si las supresiones solo son al comienzo o al final, no es necesario que los puntos suspensivos vayan entre corchetes, siempre que se mantenga la coherencia en el escrito; en tal caso, se siguen las normas generales de espaciado del signo, como se ve en algunos ejemplos anteriores.

[Modificar solo esta sección] Citas de poemas

Cuando un poema se cita integrado en los renglones del párrafo, se separa cada verso con una barra, dejando espacio antes y después:

Me gusta mucho ese poema de Lope que empieza así: «Cediendo a mi descrédito anhelante, /
la mesticia que tengo me defrauda, / y aunque el favor lacónico me aplauda, / preces indico al celestial turbante».

Si la barra coincide con el final de línea se deja preferentemente al final de ella, no al comienzo de la siguiente.

Si el poema va exento, no necesita destacado adicional, igual que se hace en otras citas exentas. Es decir, simplemente se reproduce el poema como es, con una línea por verso. Lo mismo se aplica a las letras de las canciones.

[Modificar solo esta sección] Enlaces externos

Este artículo fue seleccionado como destacado en 2016-09-05.

Supervisado
Herramientas personales

¿Quieres colaborar y no sabes cómo editar un artículo o no te atreves? Ve a la página de propuestas, escribe y hacemos el resto.

Véase también

La Wikilengua usa cookies para analizar las visitas según se indica en «Protección de datos». Si sigue navegando se entiende que las acepta.

Categorías
Compartir

Sindicación

RSSAtom

Licencia

CC-BY-SA

Acerca de...

Wikilengua
Protección de datos

Fundéu BBVA
Fundéu en Twitter
#EscribirEnInternet

Powered by MediaWiki