Composición/Retratos

Wikilengua

Los retratos consisten en la descripción del exterior o del carácter de una o muchas personas. De todos los adornos que entran en la composición de las obras narrativas, es éste el que mas interesa, y también el que mas atrae la atención del lector. Ese conjunto de observaciones destinadas a dar a conocer una persona, y que sirve también para coordinar nuestras ideas sobre lo que ya hemos leído, o para prepararnos para lo que vamos a leer, tiene un interés particular.

Pero es preciso que los retratos no sean simples ejercicios literarios en que el escritor desplegue los recursos de su ingenio y de su estilo, sino que estén basados en una observación atenta, y que sean el fruto del estudio.

Existen retratos de varias clases, que conviene dar a conocer.

Índice

[Modificar solo esta sección] 1 Retratos generales

Los retratos generales, comprenden un grupo mas o menos considerable de hombres, como serian por ejemplo, los atenienses, los romanos, los franceses, los ingleses. Sin duda, en cada pais hay hombres de distintos caracteres, serios unos, ligeros otros, valientes, cobardes, así como sus fisonomías son diferentes; pero también es verdad que hai entre los naturales de un país ciertas cualidades generales que les son comunes, como lo son igualmente muchos rasgos de su fisonomía.

El escritor que caracteriza a un pueblo, debe estudiar esos caracteres generales y darlos a conocer tales como son. Los rasgos esteriores pueden ser examinados; pero es el carácter moral lo que mas importa conocer.

[Modificar solo esta sección] 2 Retratos morales

En los retratos morales o caracteres el autor reúne todas sus observaciones sobre un vicio, sobre una estravagancia, sobre una ridiculez. Tomando un nombre ficticio, y muchas veces sin tomar nombre, agrupa diversas observaciones que conducen a pintar un carácter dado, un tipo en que domina esencialmente el vicio o la estravagancia que se trata de pintar.

Este género de retratos exige la observación de las extravagancias de la humanidad, y cierto hábito de generalizar, que permite reunir en un solo ser imaginario los defectos comunes a una especie de hombres.

[Modificar solo esta sección] 3 Retratos literarios

Los retratos literarios, en que no se busca tanto el dar a conocer el carácter del escritor, sino las tendencias de su genio, el espíritu de sus obras, su gusto, su estilo. Este género forma una de las expresiones más agradables y más características de la crítica literaria. El crítico sin descender a analizar los detalles de una o muchas obras, bosqueja fielmente la fisonomía especial del talento de cada autor.

Esta ciase de retratos, acompañan de ordinario a la biografía del escritor, y toman a veces estensas dimensiones, pero no es raro encontrar bocetos literarios trazados con unas cuantas pinceladas. Casi parece innecesario advertir que este género de retratos supone el estudio de las obras del escritor de que se trata.

[Modificar solo esta sección] 4 Retratos históricos

El retrato histórico es el de personajes determinados que ocupan un lugar en la historia. Algunas veces es necesario dar a conocer los rasgos exteriores, el rostro, el tamaño, el aire del individuo: pero la parte mas importante del retrato, es la pintura de las costumbres, de las virtudes y de los vicios.

Lo que distingue a los hombres entre sí, en la historia particularmente, no es tanto los detalles do la fisonomía, del cuerpo o de su aire general, sino el genio y el carácter: no hay necesidad de hablar de las ventajas o desventajas físicas, sino en cuanto explican y representan los defectos o las cualidades del alma.

El retrato histórico, además, exige conocimiento de los hechos, debe estar basado en ellos y debe contribuir a explicarlos. Con un conjunto ordenado de lugares comunes, y de frases mas o menos bien dispuestas, de cualidades generales, no se hace un retrato. Lo que se parece a todo el mundo, no puede servir para caracterizar a nadie. Son muy frecuentes los ejemplos de esa clase de retratos, en que se agrupan rasgos tomados muchas veces do los retratos que trazaron los grandes escritores de la antigüedad. El historiador, por el contrario, al trazar una imagen, tiene por deber el enseñarnos a distinguir de cualquier otro el personaje al cual se quiere representar.

Las obras de imaginacion, la epopeya, la novela, etc., tienen también sus retratos. Aunque los personajes que se caracterizan, son de pura invención, conviene someterse hasta cierto punto a las reglas relativas al retrato histórico; es decir, es necesario dar a los seres imaginarios un carácter no solo en armonía con la naturaleza, sino palpable y distinto del de la generalidad de los hombres.

[Modificar solo esta sección] 5 Referencias

Diego Barros Arana, Manual de composición literaria, Santiago [Chile], 1871.

Supervisado
Herramientas personales

¿Quieres colaborar y no sabes cómo editar un artículo o no te atreves? Ve a la página de propuestas, escribe y hacemos el resto.

Composición literaria

La Wikilengua usa cookies para analizar las visitas según se indica en «Protección de datos». Si sigue navegando se entiende que las acepta.

Categorías
Compartir

Sindicación

RSSAtom

Licencia

CC-BY-SA

Acerca de...

Wikilengua
Protección de datos

Fundéu BBVA
Fundéu en Twitter
#EscribirEnInternet

Powered by MediaWiki