Dequeísmo

Wikilengua


El dequeísmo se da cuando se emplea indebidamente de que en lugar de que. Suele aparecer con verbos que no tienen un complemento de régimen sino un complemento directo, aunque también afecta a sujetos y atributos. También puede afectar a sustantivos en ciertos casos, así como a diversas locuciones. Por ejemplo:

Yes check.svg Te aconsejo que lleves algo más de dinero.
Red x.svg Te aconsejo de que lleves algo más de dinero.

El fenómeno opuesto es el queísmo, en que se suprime el de cuando le correspondería ir. Hay queísmo en ×Se dio cuenta que le había mentido, pues debería ser Se dio cuenta de que le había mentido. El queísmo es más general porque puede afectar a otras preposiciones, como en ×Insistió que nos quedáramos a comer, donde se suprime en (es insistir en algo).

Aunque la Real Academia considera el queísmo un uso indebido, es una simplificación muy habitual en el lenguaje coloquial en todo el ámbito hispanohablante. A veces se considera que el queísmo es una ultracorrección para evitar el dequeísmo.

Índice

[editar] 1 Con verbos

Una forma de determinar si hay queísmo o dequeísmo con verbos es reemplazar la cláusula encabezada con que por una cosa, algo, eso o similar:

Pienso que ganaremos → Pienso eso.

Pienso de que ganaremos es una construcción incorrecta, ya que el verbo pensar se construye con un complemento directo: pensar algo. En cambio, percatarse se construye con un complemento de régimen:

Me percaté de que me estaba mirando → Me percaté de una cosa.

Transformar la frase dudosa en una pregunta es otra manera de evitar el dequeísmo. La pregunta ¿De qué pienso? no es posible, mientras que ¿De qué me percato? es correcta. La presencia o ausencia de la preposición en la pregunta indica que es necesaria o no en la construcción. No obstante, puede prestarse a confusiones si no se aplica al elemento correcto: Pienso que deberías disfrazarte de gorila¿De qué piensas que debería disfrazarme? (a pesar de la pregunta, no es pienso de que). Por otra parte, tampoco se aplica a sustantivo sino solo a verbos: —¿Qué condición te impuso? —La condición de que tenía que llegar antes de las diez.

Unos pocos verbos presentan alternancias en la construcción, es decir, pueden ir con un complemento directo (sin preposición) o con un complemento de régimen (con preposición):

dudar informar advertir avisar cuidar

Le avisé que venía (intención amenazante) y lo/la avisé de que venía se consideran, pues, correctos. Del mismo modo, valen estas dos:

Dudo de que haya comido.
Dudo que haya comido.

En el caso de dudar, la tendencia es a omitir el de. En estos casos la presencia de la preposición de delante de la conjunción que no es obligatoria, pero el hecho de que aparezca o no puede dar lugar a ligeras diferencias de sentido.

[editar] 2 Con sustantivos

La sustitución por eso suele funcionar con los verbos, pero no siempre ocurre con los sustantivos. Por ejemplo, Llegué a la conclusión de que no me gusta la carne de cordero (con de) pasaría a Llegué a esa conclusión (sin de). Como ya se ha indicado, la regla de la pregunta no se aplica a sustantivos: —¿Qué condición te impuso? —La condición de que tenía que llegar antes de las diez.

De hecho, los sustantivos pueden tener dos complementos con funciones distintas, uno con que solo u otro que de que. Esta doble posibilidad con sustantivos se puede ilustrar con los siguientes ejemplos:

Me gusta la propuesta que hiciste ayer de que fuéramos a la Selva Negra.
Este producto hoy se consume menos por la noticia que se ha difundido de que es dañino.

Compárense también:

No estaba decepcionada por el hecho de que no hubiera venido.
Ha pasado una semana desde que ocurrió el hecho que conmovió al país.

[editar] 3 Verbos y locuciones donde suele aparecer dequeísmo y queísmo

No llevan preposición (y por tanto emplear de que es dequeísmo) los siguientes verbos (que se dan en esta lista con la construcción correcta):

aconsejar que afirmar que asegurar que comprobar que contestar que
creer que decir que explicar que gustar que imaginar que
indicar que llamar la atención que negar que notar que observar que
pedir que pensar que pretender que prohibir que
proponer que recordar que responder que saber que sospechar que
sugerir que suponer que valer la pena que verificar que

Por ejemplo:

También llama la atención que no es la primera vez que ocurre.
Comprueba que el equipo está actualizado.
Te aseguro que te sentirás mejor si lo cuentas.

En cambio, los siguientes verbos y expresiones sí llevan preposición (por lo que su supresión es queímo):

confiar en tener ganas de que insistir en que
a pesar de que arrepentirse de que dar la casualidad de que
caer en la cuenta de que darse cuenta de que estar convencido de que
no caber duda de que enterarse de que

Así:

Me alegro de que haya venido [no ×Me alegro que...]
Confío en que me llamará [no ×Confío que...]
Tengo ganas de que llueva [no ×Tengo ganas que]
Insistió en que nos quedáramos a comer [no ×Insistió que...]
Estoy convencido de que me mintió [no ×Estoy convencido que...]
Iré a pesar de que llueva [no ×Iré a pesar que...]
Me arrepiento de que haya venido [no ×Me arrepiento que...]

[editar] 3.1 Casos especiales

Algunos verbos pueden tener de o no en función de la construcción concreta. Entre estos verbos están:

olvidar alegrar
Se me olvidó que venía hoy [no × olvidó de que]
No te olvides de que viene hoy [mejor con de, aunque sin de también se admite]
Me alegra que hayas venido
Me alegro de que hayas venido

El verbo acordar también admite las dos formas, aunque se prefiere con de que:

No se acordaba de que venía hoy.

No hay dequeísmo ni queísmo en las siguientes locuciones. La forma original es sin el de, pero la variante con de que ya se considera válida y, por tanto, se admite la alternancia:

antes que ~ antes de que despues que ~ después de que

[editar] 4 Evolución histórica

El queísmo es en buena medida un arcaísmo, pues antiguamente estaba generalizada la supresión de de ante que. A partir del siglo XVIII, sobre todo, se empieza a conservar la preposición ante que en aquellas locuciones en las que sí la llevaría cuando no va seguida de que[falta referencia].

En otras lenguas románicas la norma es la supresión de la preposición siendo imposible el encuentro de la preposición de con la conjunción que.

  • Francés: Je suis convaincu qu'il m'appellera (estoy convencido de que me llamará).
  • Italiano: Sono sicuro che verrà (estoy seguro de que vendrá).

[editar] 5 Notas y referencias


Este artículo fue seleccionado como destacado en 2018-04-09.

Supervisado
Herramientas personales
¿Quieres colaborar?

Si no sabes cómo editar un artículo o no te atreves, ve a la página de propuestas, escribe y hacemos el resto.

Véase también

Categorías

Sindicación

RSSAtom

Licencia

CC-BY-SA

Acerca de...

Wikilengua
Protección de datos

Fundéu BBVA
Fundéu en Twitter
#EscribirEnInternet

Powered by MediaWiki

La Wikilengua usa cookies para analizar las visitas según se indica en «Protección de datos». Si sigues navegando se entiende que las aceptas. Las acepto.