Español coloquial

Wikilengua

Se entiende como español coloquial la variedad más informal de la lengua española. Es el registro correspondiente a una situación de uso distendida y natural, en la que el hablante se relaja, y se caracteriza por una serie de rasgos situacionales y propios que favorecen el empleo de dicha variante. Se da tanto en un medio oral como escrito, aunque su género prototípico es la conversación.

Índice

[Modificar solo esta sección] 1 Concepto de variación

La distinción de los registros se hace posible gracias al concepto de variación. La variación lingüística es el distinto uso que se hace de la lengua en función de una serie de factores, como son el espacio geográfico –que da lugar a la variación diatópica–, la época histórica –variación diacrónica–, el nivel sociocultural –variación diastrática– y, finalmente, el que nos atañe en este artículo, la situación comunicativa. Este último factor variacional da lugar a los diferentes registros, entendidos estos como el conjunto de variables contextuales que condicionan el empleo de la lengua según el momento en el que esta es empleada. La situación puede ser entendida como el centro sobre el que giran el resto de variaciones. Es decir, es la base sobre la que se pueden desenvolver las demás (Briz, 1998).

La caracterización de los registros se lleva a cabo a partir de los diversos rasgos situacionales que condicionan la variación diafásica: planificación del mensaje, simultaneidad (o no) entre emisión y recepción, la alternancia de papeles (no) predefinida, el tono o los usuarios, entre otros. En función de la mayor o menor presencia de estos rasgos en una situación comunicativa dada nos encontraremos ante un registro +informal (o coloquial) o +formal, conformando así un continuum de registros, pues estos no constituyen un conjunto de compartimentos estancos sino un eje gradual en el que los registros se dan en mayor (+) o menor (-) medida, fusionándose entre sí y dando lugar a registros híbridos no perfectamente limitados ni definidos.

[Modificar solo esta sección] 2 Marco teórico: surgimiento del interés por el registro coloquial del español y nuevas perspectivas

Tradicionalmente, el estudio de la lengua se ha hecho en base a textos escritos, pues la concepción de la lengua como algo estático ha capitaneado las perspectivas lingüísticas hasta hace unas décadas. Sin embargo, la lengua es todo lo contrario: es movimiento y fluir, es cambio continuo, es espontánea; está en permanente evolución y está en manos de sus hablantes. Las gramáticas tendrían que reflejar aquello que es empleado, y no al revés; es la norma la que ha de obedecer a los hablantes, pues son estos los que realmente ponen a la lengua sobre el tablero y la hacen jugar, quienes van a emplearla según sus exigencias y quienes desarrollarán los fenómenos oportunos para satisfacer sus necesidades.

En el ámbito hispánico, el punto de partida fue la traducción en 1964 de El español coloquial, de Beinhauer (publicado en 1929). Algunos lingüistas españoles como Criado de Val o F. Ynduráin comenzaron a estar interesados entonces por la lengua hablada, informal y espontánea, e hicieron exégesis de la obra del alemán. Pero sería en los años 70 cuando el creciente interés hacia el estudio de las formas orales y espontáneas de comunicación tomara un impulso investigador, con los trabajos intuitivos de J. Polo, G. Salvador, M. Seco, E. Lorenzo o B. Steal, entre otros. No obstante, estos trabajos iniciales todavía no desarrollaron un estudio real del habla hablada, pues muchos de ellos estaban basados en obras literarias.

Comenzó a ser necesaria la toma de una perspectiva pragmática para el estudio de la lengua y el estudio de textos orales para su análisis, y se declaró la sintaxis como objeto de estudio limitado:

Línea indentada
En los textos vivos del idioma no abundan las expresiones que se ajusten perfectamente a los esquemas sintácticos que enseñamos. Necesitamos a menudo ejemplos construidos ad hoc, o cuidadosamente entresacados de los autores o de la conversación corriente. Y no es porque nuestras doctrinas gramaticales sean falsas, sino porque el enlace de las oraciones en el discurso las encabalga y articula de tal modo, que es difícil que un texto continuado nos dé ocasión de graduar convenientemente nuestra enseñanza (Gili Gaya, 1943: 327. Ápud Briz, 1993:146).

Gil y Gaya no llega a mencionar esa nueva perspectiva, pero sí que da un primer paso y afirma, por una parte, que la lengua viva no se ajusta por completo a los parámetros gramaticales y sintácticos recogidos en los libros; lo que lleva, por otra parte, a una segunda conclusión extraíble de sus palabras: la sintaxis es insuficiente para el estudio de estos "textos vivos": «más allá de los ordenados y bien podados bonsáis de la sintaxis está la jungla» (Stubbs, 1983: 20. Ápud Briz, 1993: 146).

De esta forma, en la década de los ochenta se inició un camino hacia una nueva perspectiva «with the pioneering works of Eddy Roulet, Rosanna Sornicola, Colette JeanJean, Claire Blanche-Benveniste, Vigara Tauste, and Antonio Narbona» (Pons, 2014: 2); de hecho, el propio Narbona afirmó que la conversación no podía ser analizada una base oracional sintáctica (Narbona, 1989. Ápud Pons, 2014: 2), sino que ha de ser analizada en base a textos, discursos y fenómenos pragmáticos, y teniendo en cuenta la naturaleza viva y dinámica de la lengua. Es decir, que había que superar el modelo oracional para comenzar en base a nuevos criterios «de orden textual o pragmático, que expliquen cómo se articulan las unidades en el registro informal de la lengua» (Briz y otros, 2003: 1). Fue en esta década cuando aparecieron los primeros estudios de base discursivo-conversacional, los cuales estudiaron solo el habla real, dejando a un lado la literatura. Entre ellos encontramos a Vigara Tauste, con Aspectos del español hablado (1989) y a Antonio Narbona, quien impulsó el estudio científico del español coloquial con base pragmática –su estudio se centraba en los usos orales focalizados desde esa base pragmática pero fundamentada, buscando la explicación de los usos estratégicos–.

[Modificar solo esta sección] 3 Grupos de investigación y modelos de análisis

Así, se fueron desarrollando diversos grupos y líneas de investigación, entre las que destacan el Análisis de la Conversación norteamericano (Sacks, Schegloff y Jefferson, 1947); el Análisis del Discurso de la Escuela de Birmingham; el Análisis del Discurso, junto a la contribución de la escuela francófona (Anscrombre y Ducrot), de la Escuela de Ginebra de Eddy Roulet (1985, 2001); o el modelo italiano de Emanuela Cresti (2003) . Es así como fue surgiendo la necesidad de segmentar el discurso: «with the help of units, a domain can be divided; its units, related and hyerarchically organized; linguistic phenomena can be placed in particular distributions; and the whole can be counted, compared and statistically analyzed» (Roulet 1991, Degand and Simon 2009. Ápud Pons, 2014: 1) [1] .

Pons afirma que esta tendencia a la segmentación del discurso oral es común en todas las lenguas romance:

Línea indentada
It is not surprising that their authors work on Spanish, French or Italian Linguistics. They are the last step in a journey which started in the 1980’s, with the pioneering works of Eddy Roulet, Rosanna Sornicola, Colette JeanJean, Claire Blanche-Benveniste, Vigara Tauste, and Antonio Narbona (Pons, 2014: 2).

Ya en los años 90 la lingüística hispánica empieza a contar con una gran variedad y calidad teórica en los trabajos relacionados con el español coloquial. Por lo tanto, también en España aparecen grupos de investigación dedicados a su estudio, como por ejemplo el Grupo Val.Es.Co. (1998, 2003). Se establece así un marco pragmático pleno, donde confluyen los estudios de registro, históricos y gramaticales, con autores como J. Portolés, Fuentes Rodríguez, Martín Zorraquino, A. Narbona, E. Montolío, Bustos Tovar, Payrató o B. Gallardo. Sin embargo, el punto de inflexión lo marca A. Briz, miembro fundador del grupo Val.Es.Co. (Valencia Español Coloquial), en 1998 con El español coloquial en la conversación. Esbozo de pragmagramática, quien establece una base para tomar la conversación como punto de partida para el estudio de lo coloquial y explica ciertos fenómenos gramaticales fundamentados en un enfoque pragmático. Las aportaciones de este grupo no solo han sido relativas al estudio de la conversación coloquial espontánea, sino que también han implicado la creación de un sistema de unidades que permita el análisis del discurso oral:

Línea indentada
Es necesario, pues, si se desea conocer adecuadamente la estructura de construcción de una lengua dada, partir de unos patrones de medición, contar con un “sistema métrico” que nos capacite para establecer las segmentaciones oportunas en cada caso. Así, este es y ha sido, tradicionalmente, el cometido de la Gramática, y más precisamente, de la Sintaxis (Hidalgo, 2003: 1)[1].

[Modificar solo esta sección] 4 Grupo Val.Es.Co.: objeto de estudio y objetivos

El grupo Val.Es.Co. es un grupo de investigación que nació en 1990 en el Departamento de Lengua Española de la Facultad de Filología de la Universidad de Valencia. Su objeto de estudio es el español coloquial en sus diferentes niveles, y todos los fenómenos que lo rodean. Este estudio se lleva a cabo a partir de un corpus oral de conversaciones espontáneas, transcrito en base a un sistema de transcripción desarrollado por el mismo grupo que refleja todos los rasgos conversacionales necesarios para poder estudiar exhaustivamente dichas muestras.

Entre sus principales objetivos fundacionales, se encuentra en primer lugar la voluntad de caracterizar el registro coloquial, a partir de las diversas estrategias comunicativas que se desarrollan en lo informal y de la descripción detallada de los fenómenos que en ella se dan (mecanismos de conexión y marcadores discursivos, fenómenos de atenuación e intensificación, fraseología y léxico coloquial, prosodia, etc.). En segundo lugar, aunque no por ello menos importante, se persigue el estudio y la sistematización de la estructura de la conversación coloquial y de sus unidades, las cuales permiten el avance de esta: secuencias, alternancia de turnos, los hablantes y sus solapamientos… (Briz y grupo Val.Es.Co., 2000).

[Modificar solo esta sección] 4.1 Modelo y sistema de unidades

Este último aspecto mencionado tiene en el sistema un mayor desarrollo. Así, después de que Roulet y la escuela francesa sentaran las bases de cómo se organiza el discurso y cómo este avanza gracias a un sistema de unidades, el grupo Val.Es.Co. plantea un sistema que toma como modelo la línea francesa pero con sus particularidades. De esta forma, el grupo desarrolló un sistema de unidades que se estructuró en dos niveles y tres dimensiones: por una parte, las unidades monológicas –afectan a las emisiones de un hablante– y las dialógicas –aquellas unidades en las que participan dos hablantes–; por otra, la división en dimensiones, donde se encuentran la estructural, la social y la informativa.

Nivel Dimensiones Dimensiones Dimensiones
Dialógico ESTRUCTURAL: Discurso, Diálogo, Intercambio SOCIAL: Alternancia de turnos INFORMATIVA
Monológico Intervención, Acto Turno Subacto

Tabla 1: Sistema de unidades del grupo Val.Es.Co

Como apunta Briz:

Analizar interna y externamente la conversación significa desarticularla en los constituyentes mencionados y estudiar las relaciones que estos contraen. Tales unidades constituirán límites funcionales, esto es, una función pragmático-discursiva podrá quedar definida de acuerdo con la unidad en que opera y en virtud de las relaciones que contrae con otras unidades (2006: 2-3).

Y Pons concluye en su Introduction: «The segmentation of discourse with the help of a system of pragmatically based units makes it possible to discover a wide array of regularities in conversations and texts, which would remain otherwise hidden» (2014: 28).

De esta manera, el grupo Val.Es.Co. no solo aboga por la descripción detallada de la conversación coloquial a partir de un sistema de unidades que le permite analizarla sin residuo, sino que también se desarrolla el estudio de otras ramas pragmalingüísticas que surgen a partir de esta mirada exhaustiva sobre la conversación coloquial. De esta forma, han ido surgiendo proyectos como Es.Var.Atenuación, Fonocortesía, COMETVAL o el DPDE, que amplían las miras del grupo y generan gran interés entre una más variada gama de investigadores.[1]

[Modificar solo esta sección] 5 Referencias bibliográficas

Briz Gómez, Antonio (1993a): Los conectores pragmáticos en español coloquial (I): su papel argumentativo, Contextos, XI, 21/22, págs. 145- 158.

Briz Gómez, Antonio (1993b): Los conectores pragmáticos en español coloquial (II): su papel metadiscursivo, Español Actual, 59, págs. 39- 56.

Briz Gómez, Antonio (1998): El español coloquial en la conversación. Esbozo de pragmagramática, Barcelona, Ariel Lingüística.

Briz Gómez, Antonio (2006): Unidades del discurso, partículas discursivas y atenuantes. El caso de 'no, tienes razón, en Falk, J., Gille, J. y F. Wachtmeister (coords.), Discurso, Interacción e identidad. Homenaje a Lars Fant, Estocolmo, Universidad de Estocolmo, 13-36

Briz Gómez, Antonio y Grupo Val.Es.Co. (eds.) (2000): ¿Cómo se comenta un texto coloquial?, Barcelona, Ariel.

Grupo Val.Es.Co. (2003): Un sistema de unidades para el estudio del lenguaje coloquial, Oralia: Análisis del discurso oral, nº 6, págs. 7- 6

Grupo Val.Es.Co. (2014): Las unidades del discurso oral. La propuesta Val.Es.Co. de segmentación de la conversación (coloquial), en L. Cortés (coord.) (2014), págs. 13- 73.

Hidalgo Navarro, Antonio (2003): Microestructura discursiva y segmentación informativa en la conversación coloquial, ELUA, 17, págs. 367-

Pons, Salvador (2014): Discourse Segmentation in Romance Languages: an overview, en Pons Bordería, S. (ed.) Models of Discourse Segmentation. Explorations across Romance Languages. pp. 121–155 Amsterdam: John Benjamins.
Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />

Supervisado
Herramientas personales

¿Quieres colaborar y no sabes cómo editar un artículo o no te atreves? Ve a la página de propuestas, escribe y hacemos el resto.

La Wikilengua usa cookies para analizar las visitas según se indica en «Protección de datos». Si sigue navegando se entiende que las acepta.

Categorías
Compartir

Sindicación

RSSAtom

Licencia

CC-BY-SA

Acerca de...

Wikilengua
Protección de datos

Fundéu BBVA
Fundéu en Twitter
#EscribirEnInternet

Powered by MediaWiki