Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

La homofonía es un tipo de hominimia que se refiere a la cualidad que tienen ciertas palabras, los homófonos, de tener una misma pronunciación, aunque un significado distinto.[1] Dado el relativo paralelismo entre el español escrito y hablado, y la existencia de pocas letras que se pronuncian igual, los homófonos son relativamente raros en este idioma. Los ejemplos más frecuentes son las palabras que contienen las letras 'b' o 'v', p- ej. Él tuvo un accidente. (verbo tener) y El tubo es de cobre. (nombre común, masculino, singular). En determinadas circunstancias también ocurre con la 'c' y 'z', y con palabras que contienen la letra 'h'.

1 Ejemplos[editar]

1.1 Con 'b' o 'v'[editar]

  • baca/vaca; basto/vasto; tubo/tuvo;

1.2 Con 'll' o 'y'[editar]

  • halla/haya; valla/vaya;

1.3 Con 'c' o 's'[editar]

  • cocer/coser

1.4 Con 's' o 'z'[editar]

  • caso/cazo
  • as/has/haz
  • taza/tasa
  • casa/caza

1.5 Con o sin 'h'[editar]

  • ahijada/aijada; enhebro/enebro; deshecho/desecho; deshojar/desojar; huno/uno; hola/ola; rehusar/reusar; trashojado/trasojado; echa/hecha

2 Otros idiomas[editar]

Por otra parte, algunos otros idiomas, como el francés o el inglés, tienen mayor número de homófonos. Como muestra de homofonía en francés en la que, a partir de una sola sílaba, se pueden distinguir cuatro significados distintos:

Ô [o] : ¡oh!
au [o] : al (contracción de la preposición de y el artículo el)
aux [o] : a los / a las
eau [o] : agua

Ejemplos del inglés serían sight, site y cite o sew, sow  y so.

3 Notas y referencias[editar]