Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
    —Llégame el comedero
—dijo a un gorrión otro gorrión muy maula—.
—Pues ábreme primero
—contestó aquél —la puerta de la jaula.
—¿Y si al verte ya libre, en tu embeleso,
te vas sin darme de comer en pago?
—¿Y quién me dice a mí —responde el preso—
que me abrirás si llenas el monago?
    Y en conclusión, por si ha de ser primero
llegar el comedero
o correr el alambre,
quedóse el enjaulado prisionero
y el hambriento volvióse con el hambre.
¡Digno amigo, por Dios, de tal amigo!
    Y ahora diréis, y bien, como yo digo:
—¡Vaya, que son en ciertas ocasiones
lo mismo que los hombres los gorriones!
RAMÓN DE CAMPOAMOR
Navia (Asturias), 1817; † 1901
EDICIÓN   Instituto-Escuela
Tipografía de la "Revista de Archivos", Madrid 1922
Fuente: Project Gutenberg (dominio público)
leermas.gif BIBLIO info

notas



Del mismo libro (L2):
CALDERÓN DE LA BARCA   El ciego  •  Culpar al prójimo de la falta propia  •  Desprecio de la grandeza humana   RAMÓN DE CAMPOAMOR   La carambola  •  El concierto de los animales  •  Los dos gorriones  •  Los padres y los hijos   MANUEL DEL PALACIO   Naturalismo  •  Los pedazos de mármol   CONCEPCIÓN ARENAL   El lobo murmurador   SAMANIEGO   La zorra y el busto   RAFAEL POMBO   El pinzón y la urraca  •  El sol y el polvo   ANTONIO DE TRUEBA   Los tres amigos

BIBLIOTECA:
Catálogo  •  Ayuda