Transitividad

Wikilengua

La transitividad es una cualidad de las verbos, que refleja su capacidad de tener un complemento directo.

Índice

[Modificar solo esta sección] 1 Verbos transitivos e intransitivos

La idea significada por el verbo y atribuida por el entendimiento al sujeto, puede verificarse de tal modo que no necesite de ninguna relación exterior para su realización, como cuando digo

Juan duerme
Juan parte

o puede exigir un objeto exterior en el cual tenga cumplimiento, como si digo

Juan parte leña.

En el primer ejemplo, la significación del verbo dormir se realiza en el sujeto Juan, y lo mismo en el segundo, Juan parte; es decir, Juan empieza a caminar, se pone en camino, emprende un viaje. Estos verbos se llaman intransitivos porque la acción que significan no pasa de la persona o cosa en que se verifica a otra exterior y distinta de aquélla.

Pero si en vez de decir Juan duerme, Juan parte, decimos

Juan duerme al niño
Juan parte leña

la significación de los verbos dormir y partir no se cumple ya en el sujeto Juan, sino que recae en un ser distinto, que llamamos objeto directo porque la acción que ejecuta el sujeto Juan la concebimos como saliendo de él y recayendo en el niño o en la leña. Estos verbos se llaman transitivos.

[Modificar solo esta sección] 2 Verbos que pueden ser de ambas clases

Si en vez de decir todos desean la felicidad, Pedro ama la gloria, suprimimos en esas dos oraciones el complemento directo la felicidad y la gloria, y decimos todos desean, Pedro ama, tendremos dos oraciones intransitivas, porque no tienen complemento directo. La significación que en estas últimas tienen los verbos desear y amar no es del todo idéntica a la que tienen en las primeras. Allí decimos que desean la felicidad, que ama la gloria. La acción expresada por los verbos en uno y otro ejemplo sale del sujeto y se completa en el objeto felicidad o gloria: pero no sucede lo mismo en todos desean, Pedro ama, porque aquí la significación se expresa como terminando en el mismo sujeto, sin indicar objeto alguno determinado en quien recaiga. Todos desean es equivalente a todos tienen deseo, y Pedro ama vale lo mismo que Pedro tiene amor.

Enunciados así, se convierten estos verbos en intransitivos, porque la acción que significan no sale del sujeto, sino que en él tiene su cumplimiento. Por este procedimiento han venido a ser intransitivos muchos verbos que hoy consideramos como tales, pero que en su origen tenían un objeto directo comprendido en la propia significación del verbo, como dormir un sueño; vivir la vida de los justos: pues propiamente hablando, no se puede dormir otra cosa que no sea un sueño, ni vivir si no es vida.

Del propio modo, son también intransitivos los verbos que por derivación se forman del vocablo que debería ser su complemento directo si éste se expresara, como alpargatar, derivado de alpargata, y que no puede significar otra cosa más que ‘hacer alpargatas’; llover, cuyo complemento directo no puede ser más que lluvia, como baile lo es de bailar: pelea, de pelear, etc.

Así como tenemos verbos transitivos que dejan de serlo cuando se calla el complemento directo, tenemos también verbos que, considerados como intransitivos en su acepción propia, pasan a ser transitivos cuando les damos un complemento sobre el que hacemos que recaiga su significación. El verbo respirar, que consideramos como intransitivo, pasa a transitivo cuando decimos respirar un aire puro, y metafóricamente, respirar venganza. El verbo bailar, cuyo objeto directo no puede ser sino baile, y que no expresamos por estar comprendido en la significación del verbo, lo hacemos transitivo cuando decimos bailar un rigodón, bailar una polca, etc.

[Modificar solo esta sección] 2.1 Ejemplos

El cambio de significación transitiva en intransiva, y viceversa, lo vemos atestiguado en numerosos casos. El verbo neutro suspirar lo emplea como transitivo Lope de Vega en la frase suspirar aromas. El verbo caber, capere en latín, es transitivo en esta lengua, y como tal lo usa Cervantes en la nuestra al decir:

Seis medias tinajas que cada una cabía un rastro de carne {Quijote, II, 20),

donde vemos cabía equivalente a contenía , y lo mismo en

un jarro desbocado que cabe un buen porqué de vino (Ibíd., II, 25);

pero también lo usa como intransitivo en la acepción actual de poder contenerse una cosa dentro de otra:

Tanto mal en tanto bien no cabe (Ibid., I, 23)

Por el contrario, el verbo quebrar, que en su origen latino, crepáre, es casi siempre intransitivo con la acepción de sonar, resonar, estallar, pasó a la significación transitiva mediante la causativa hacer sonar, hacer estallar, y hoy domina en castellano aquella acepción sobre la intransitiva que conserva en las frases la amistad quiebra, pero no adelgaza, y la casa de comercio quiebra.

El verbo morir, intransitivo en latín, conserva esta significación en castellano; pero en los tiempos compuestos tiene también la transitiva, y así, decimos ha muerto dos liebres, como dijo Cervantes han muerto a un hombre (Quijote, I, 16). De modo que la significación transitiva o intransitiva de los verbos no depende sólo de la naturaleza de los mismos, sino también del uso.

[Modificar solo esta sección] 3 Por su significado

[Modificar solo esta sección] 3.1 Verbos intransitivos

Suelen ser intransitivos los verbos que se refieren a:

existencia
aparecer, desaparecer, morir, existir, permanecer, vivir
gestos y ruidos humanos
reír, sonreír, toser, suspirar, hablar, gritar
posición y movimiento
caer, llegar, partir, dormir, fluir, saltar, nadar, esperar, trabajar

[Modificar solo esta sección] 3.2 Verbos transitivos

Suelen ser transitivos los verbos que se refieren a:

lo que se hace con objetos
cargar, mirar, llevar, comprar, alquilar, cortar, dañar, estropear, construir, llenar, golpear, usar, limpiar
sentidos
oler, escuchar, oír, degustar, tocar
sentimientos
gustar, admirar, preferir, necesitar, amar, desear, querer, temer, odiar
hechos e ideas
aceptar, creer, esperar, expresar, olvidar, incluir, conocer, recordar

[Modificar solo esta sección] 4 Referencias

Real Academia Española, Gramática de la lengua castellana, nueva edición, reformada, Madrid, 1917.

Supervisado
Herramientas personales

¿Quieres colaborar y no sabes cómo editar un artículo o no te atreves? Ve a la página de propuestas, escribe y hacemos el resto.

La Wikilengua usa cookies para analizar las visitas según se indica en «Protección de datos». Si sigue navegando se entiende que las acepta.

Categorías
Compartir

Sindicación

RSSAtom

Licencia

CC-BY-SA

Acerca de...

Wikilengua
Protección de datos

Fundéu BBVA
Fundéu en Twitter
#EscribirEnInternet

Powered by MediaWiki