Usuario:Aprendiz/Escritorio

Wikilengua

Índice


[editar] 1 tabla

ABREVIATURAS
ant. antiguamente
des. desusado
Hispam. Hispanoamérica
título 1 título 2
arriba a la izquierda izquierda derecha
abajo

[editar] 2 Ortografía (acentuación)

  1. Cualquier forma verbal acaba en vocal, «n» o «s», con las excepciones del infinitivo y la segunda persona plural del imperativo que lo hacen en «r» y «d» respectivamente.
  2. Con «i» átona las secuencias «ai», «ia», «ei», «ie» son diptongos.
  3. Con «i» tónica, el grupo «iai» es un hiato seguido de un diptongo: í.ai

[editar] 2.1 formas agudas

La sílaba tónica es la última.

  • Todas llevan tilde.
amé   [a.]
amarás   [a.ma.rás]
amarán   [a.ma.rán]
  • Si el acento cae en diptongo («ai», «ei») la tilde irá en la vocal abierta «a» o «e».
amáis   [a.máis]
améis   [a.méis]

[editar] 2.2 formas llanas o graves

La sílaba tónica es la penúltima.

No se tildan, excepto las de hiato de vocal cerrada «í.a», que siempre se acentuarán en la «i».

Así:

amo   [a.mo]
aman   [a.man]
amas   [a.mas]
amarais   [a.ma.rais]
amareis   [a.ma.reis]

Pero:

amaría   [a.ma..a]
amarían   [a.ma..an]
amarías   [a.ma..as]
amaríais   [a.ma..ais]

[editar] 2.3 formas esdrújulas

Todas con tilde.

amaríamos   [a.ma..a.mos]
amáremos   [a..re.mos]

[editar] 2.4 Formas sin diptongos ni hiatos

con tilde sin tilde articulación norma
amó [a.] aguda, acabada en vocal
amás [a.más] aguda, acabada en «s»
amo [a.mo] llana, acabada en vocal
aman [a.man] llana, acabada en «n»
amas [a.mas] llana, acabada en «s»

[editar] 2.5 Formas con diptongo

con tilde sin tilde articulación diptongo norma
amáis [a.máis] «ai» aguda, acabada en «s»
amarais [a.ma.rais] «ai» llana, acabada en «s»
améis [a.méis] «ei» aguda, acabada en «s»
amaseis [a.ma.seis] «ei» llana, acabada en «s»
amaréis [a.ma.réis] «ei» aguda, acabada en «s»
amasteis [a.mas.teis] «ei» llana, acabada en vocal

[editar] 2.6 Formas con hiato

con tilde sin tilde articulación hiato norma
amaría [a.ma..a] hiato: «í.a» llana, acabada en vocal, CON HIATO
amaríamos [a.ma..a.mos] hiato: «í.a» esdrújula

[editar] 3 Mediateca

Plantilla:galerías navegación

Wikimedia Commons es una fuente terciaria que aloja archivos originales junto con muchos otros -los más- de muy diversa procedencia. Por ello se deben comprobar las licencias otorgadas en cada caso.

Para cada archivo:

  • Descripción, suficientemente explicativa.
  • Autor, si es conocido.
    Las licencias CC BY-SA ya obligan a ello, pero aunque así no fuera, como es el caso con las licencias PD, es una norma de cortesía facilitar la autoría de cualquier obra.
  • Fuente de procedencia: copie/pegue la URL de la barra de direcciones del navegador.
  • Licencia:
    • Dominio Público (PD)
    • Creative Commons CC BY-SA
    • Cualquier otra compatible con ellas.

[editar] 4 diptongos/hiatos

  • «abierta tónica»–«cerrada átona»
ai au ei eu oi ou
cainita causa peine coito
  • «cerrada átona»-«abierta tónica»
ia ie io ua ue uo
gracia tiene atrio cuatro puente
a e o
i ai paisaje
[pai.sa.je]
ei peine
[pei.ne]
estoico
[es.toi.co]
u au causa
[cau.sa]
eu neutral
[neu.tral]
ou
i u
a ia ua
e ie ue
o io uo

[editar] 5 Nuevo

Cómo don Quijote perdió el juicio

Doré Don Quijote capítulo 1.jpg

Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso, que eran los más del año, se daba a leer libros de caballerías, con tanta afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza, y aun la administración de su hacienda. Y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto, que vendió muchas hanegas de tierra de sembradura para comprar libros de caballerías en que leer, y así, llevó a su casa todos cuantos pudo haber dellos; y de todos, ningunos le parecían tan bien como los que compuso el famoso Feliciano de Silva, porque la claridad de su prosa y aquellas entricadas razones suyas le parecían de perlas, y más cuando llegaba a leer aquellos requiebros y cartas de desafíos, donde en muchas partes hallaba escrito: «La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura». Y también cuando leía: «... los altos cielos que de vuestra divinidad divinamente con las estrellas os fortifican, y os hacen merecedora del merecimiento que merece la vuestra grandeza».


Con estas razones perdía el pobre caballero el juicio, y desvelábase por entenderlas y desentrañarles el sentido, que no se lo sacara ni las entendiera el mesmo Aristóteles, si resucitara para sólo ello. No estaba muy bien con las heridas que don Belianís daba y recebía, porque se imaginaba que, por grandes maestros que le hubiesen curado, no dejaría de tener el rostro y todo el cuerpo lleno de cicatrices y señales. Pero, con todo, alababa en su autor aquel acabar su libro con la promesa de aquella inacabable aventura, y muchas veces le vino deseo de tomar la pluma y dalle fin al pie de la letra, como allí se promete; y sin duda alguna lo hiciera, y aun saliera con ello, si otros mayores y continuos pensamientos no se lo estorbaran. Tuvo muchas veces competencia con el cura de su lugar —que era hombre docto, graduado en Sigüenza—, sobre cuál había sido mejor caballero: Palmerín de Ingalaterra o Amadís de Gaula; mas maese Nicolás, barbero del mesmo pueblo, decía que ninguno llegaba al Caballero del Febo, y que si alguno se le podía comparar, era don Galaor, hermano de Amadís de Gaula, porque tenía muy acomodada condición para todo; que no era caballero melindroso, ni tan llorón como su hermano, y que en lo de la valentía no le iba en zaga.


En resolución, él se enfrascó tanto en su lectura, que se le pasaban las noches leyendo de claro en claro, y los días de turbio en turbio; y así, del poco dormir y del mucho leer, se le secó el celebro, de manera que vino a perder el juicio. Llenósele la fantasía de todo aquello que leía en los libros, así de encantamentos como de pendencias, batallas, desafíos, heridas, requiebros, amores, tormentas y disparates imposibles; y asentósele de tal modo en la imaginación que era verdad toda aquella máquina de aquellas sonadas soñadas invenciones que leía, que para él no había otra historia más cierta en el mundo.

[editar] 6 Guía

Herramientas personales
¿Quieres colaborar?

Si no sabes cómo editar un artículo o no te atreves, ve a la página de propuestas, escribe y hacemos el resto.

Sindicación

RSSAtom

Licencia

CC-BY-SA

Acerca de...

Wikilengua
Protección de datos

Fundéu BBVA
Fundéu en Twitter
#EscribirEnInternet

Powered by MediaWiki

La Wikilengua usa cookies para analizar las visitas según se indica en «Protección de datos». Si sigues navegando se entiende que las aceptas. Las acepto.