Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Un verbo causativo es aquel en que hay un agente que provoca o causa una acción que una persona o cosa sufre o experimenta (GDLE, 5031). Por ejemplo, limpiar es un verbo causativo con el sentido ‘hacer que algo quede limpio’ y secar es ‘hacer que algo se quede seco’.

Cierto número de verbos admiten una interpretación causativa y otra que no lo es. Así, Tienes que hervir el agua es causativo (y transitivo), pero El agua hierve no lo es (y es intransitivo). Otro ejemplo clásico es cesar, que originalmente funcionaba como intransitivo en casos como Los miembros de comité cesaron en sus cargos, aunque hoy es más frecuente (y está admitido) con el sentido causativo de ‘destituir’ (La directora cesó a los miembros). En estos casos se habla de alternancia causativa (NGLE, 34.6a).

La NGLE (34.6i) señala la tendencia actual a convertir verbos intransitivos en transitivos causativos. Entre estas conversiones, además de cesar, menciona circular, explosionar, aflorar y evolucionar, pero añade observaciones del tipo «no se ha consolidado en la lengua culta, por lo que no se recomienda».

Otros verbos que se están empleado con sentido causativo son volar y descender.

Se considera vulgarismo el uso de caer con el sentido de ‘hacer caer, tirar’:

Yes check.svg El jarrón se cayó.
Red x.svg Has caído el jarrón. [por Has tirado el jarrón]

En cambio, no se considera incorrecto el uso de entrar con el sentido de ‘hacer entrar’, aunque el DPD señala que no ha pasado a la lengua culta:

Hay que entrar todas las maletas en la habitación.
Este artículo es un apunte preliminar. Ayuda en la Wikilengua extendiéndolo.