Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Un soberano, pontífice, emperador o príncipe no dimite, sino que abdica o renuncia a su dignidad, a su cargo, a su derecho, y lo cede a otra persona. ;; Se usa también con el sentido de abandonar opiniones, creencias, responsabilidades, deberes:'Abdicar de una militancia'. La definición de la RAE en este sentido es 'renunciar a derechos, ventajas, opiniones, etc., o cederlos'. En estos casos se escribe abdicar seguido de la preposición de.