Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Es un caso poco común —aunque en modo alguno único— de una palabra que pierde su raíz y queda formada sólo por un prefijo y un sufijo. En efecto, comer proviene de la base indoeuropea ed-, con el mismo significado, que dio lugar en inglés al verbo to eat y al alemán essen.

Los romanos le agregaron el prefijo com- (juntos) por entender que comer es un acto que se practica preferentemente junto con otra u otras personas, y la desinencia verbal, que en el infinitivo era -edere. Se formó así el vocablo comedere, que en el romance ibérico fue perdiendo la raíz indoeuropea ed y se convirtió primero en comere y luego en comer, no sólo en castellano sino también en gallego y en portugués.