Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Consideradas cumplir, observar y guardar en el sentido de ejecutar una ley, un mandato, o lo que prescriben las reglas de cualquier instituto, vienen a ser sinónimas.

El sentido propio de la palabra observar es tener a la vista, atender a una cosa; el de guardar tener en su guarda, custodia y amparo, sin abandonarlo jamás, un objeto; defenderlo, resguardarlo, cuidarlo; el de cumplir, llenar, completar, consumar y concluir.

Cuando ejecutáis lo que la ley manda, la observáis; cuando cuidáis de no violarla, o vigiláis para que no la violen otros, la guardáis; y cuando sois exactos y escrupulosos en llenar entera y completamente las obligaciones prescritas, la cumplís.

La observancia denota propiamente ser fiel a los preceptos; guardar, perseverancia y continuación; cumplir, perfección o consumación de la obra.

Observáis el precepto que, como el del ayuno, solo obliga en ciertas acciones y casos; guardáis la obligación a que siempre estáis sujetos y que a cada instante podéis violar, cual es la fe conyugal; cumplís la obra que debéis concluir ó terminar, con la penitencia que fue impuesta.

Por extensión se dice guardar la ley, la palabra, el secreto; guardar buena correspondencia, amistad, consecuencia: guardáis continencia; también se guarda rencor, y hablando del hombre vengativo, que verifica au venganza, se la tuvo guardada se dice, y cuando se quiere impedir que uno haga una cosa, se le dice, en tono de amenaza, «guárdate de hacer esto o lo otro».

Referencias[editar]

Calandrelli, M., Diccionario filológico-comparado de la lengua castellana, Buenos Aires, 1880-1916, 12 vol.