Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 epíteto, adjetivo[editar]

El adjetivo constituye aquella parte de la oración que sirve para indicar las propiedades fisicas y comunes de los objetos, para determinar la extensión que se da al sentido del sustantivo, en tales términos que, si se les suprimiese en la proposición, quedaría esta incompleta.

Cuando decimos el hombre austero desagrada, austero es un adjetivo propiamente tal, y por consiguiente necesario en la proposición, porque sirve para fijar la cualidad del hombre, sin el cual no sería conocida.

El epíteto es un adjetivo que determina al sustantivo. solo para presentarle de un modo más positivo, claro, agradable o enérgico, pero no es precisamente necesario a la proposición, y así, sin que ésta quede incompleta, puede suprimirse, porque no ha hecho más que perder parte de sus bellezas: la proposición siempre queda la misma.

Así, cuando decimos la pálida muerte a todos los hombres iguala, consideramos la palabra pálida más bien como epíteto que como adjetivo.

2 Referencias[editar]

Calandrelli, M., Diccionario filológico-comparado de la lengua castellana, Buenos Aires, 1880-1916, 12 vol.