Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 espantado, despavorido, asustado[editar]

Asustar, asustarse, es causar o recibir susto, que consiste en el trastorno y sobresalto del ánimo, producido por cualquier accidente u objeto repentino, un ruido instantáneo y no esperado, que nos asusta por valientes y serenos que seamos. Llamamos asustadizo al hombre apocado, tímido, meticuloso.

Espantar es dar susto, infundir miedo, alejar una cosa o persona del paraje en que se hallaba. El espanto produce terror, consternación, asombro; es a veces una amenaza, una ficción con que se procura infundir miedo u horror. Espantador es el que espanta y espantadizo el que de todo y rápidamente se espanta.

Despavorirse es llenarse de pavor, y se llama despavorido al que sufre esta alteración del ánimo De pavere se formó y usó el verbo espavecer, espavecerse, que corresponde a ‘atemorizar, amedrentar’, y de él espavorido que ahora es despavorido.

Lo primero que el hombre o el animal siente es el susto mayor o menor; este por lo instantáneo le deja despavorido, atontado. Se espanta cuando huye del riesgo.

Tanto el susto cuanto el espanto significan un ánimo consternado repentinamente por la vista de un objeto horroroso o por un suceso imprevisto. Pero el susto se refiere al miedo y el espanto a la sorpresa y al horror.

2 Referencias[editar]

Calandrelli, M., Diccionario filológico-comparado de la lengua castellana, Buenos Aires, 1880-1916, 12 vol.