Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

El abuso del verbo machacar, empleado con el sentido de 'causar un gran perjuicio o daño', y de la locución coloquial hacer polvo (a alguien o algo) ha desplazado a otras expresiones más formales como aniquilar, abatir o causar daño, contratiempo o transtorno.

En lugar de «El tenista machacó a su rival en el tercer set», se puede decir que lo abatió. En vez de «La falta de lluvias han machacado la cosecha de verduras y hortalizas», se puede decir que las han perjudicado o dañado.

También se dice que alguien está machacado o hecho polvo, cuando se halla ‘abatido por las adversidades o la falta de salud’: «Las continuas lesiones en la rodilla machacan el rendimiento de los deportistas».

Otro sentido coloquial de machacar es 'porfiar e insistir sobre algo', 'repetir algo con insistencia y pesadez' (adjetivo, machacón, -ona ): 'La propaganda machacona [en lugar de insistente o repetitiva] produce rechazo entre los destinatarios potenciales'.