Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 este, levante, oriente[editar]

Etimológicamente hablando, el levante es aquel paraje del cielo en que el sol parece levantarse o aparecer con respecto a un país. El oriente es el paraje del cielo en que el sol comienza a hacer brillar su luz. El este el paraje del horizonte de donde sopla el viento, cuando sale o se levanta el sol.

La palabra levante pertenece propiamente a la esfera, a la geografía; la de oriente a la cosmogonía y la astronomía; la de este a la navegación, a la meteorología.

La tierra que se halla inmediatamente delante de nosotros y más cerca del sol, es nuestro levante; pero es el oriente todo el espacio de la tierra a la que delante de nosotros alumbra el sol. Pero, cuando se trata de señalar nuestra ruta o de indicar su dirección, decimos que vamos al este o al oeste.

Cuando se trata de navegación diferenciamos las palabras levante y oriente, pues llamamos levante a todas las costas del Asia, a lo largo del Mediterráneo, y por lo tanto titulamos escalas del levante a las que corren desde Alejandría en Egipto hasta el mar Negro. Por oriente se entiende en este caso la Irán, India, Tailandia, la China, el Japón, etc. Por lo tanto el levante será la parte occidental del Asia y el oriente cuanto se halla al otro lado del Eúfrates.

Pero cuando no se trata de comercio ni de navegación, sino de los imperios y de la historia antigua, siempre se debe decir el oriente, como el imperio de oriente, la Iglesia de oriente.

2 Referencias[editar]

Calandrelli, M., Diccionario filológico-comparado de la lengua castellana, Buenos Aires, 1880-1916, 12 vol.