Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 paz, calma, tranquilidad[editar]

Estas palabras, ya se las aplique al alma, a un estado, o a alguna sociedad en particular, expresan igualmente una situación exenta eieuta de turbación y de agitación; pero la de tranquilidad no considera precisamente más que la situación en sí misma y en el tiempo presente, independiente de toda relación; la de paz considera esta situación por relación con afuera o con la parte exterior, y con los enemigos que podrían causar algina alteración; la de calma la considera por relación con el acontecimiento, sea pasado, sea futuro, de suerte que la designa como sucesora de una situación agitada, o ya como la precedente a esta situación.

Uno tiene la tranquilidad en sí mismo, la paz con los demás y la calma después de una agitación.

Las gentes inquietas no tienen un minuto de tranquilidad en su casa; los hombres disputadores no tienen nunca paz con los vecinos; las pasiones son todas tempestuosas y violentas, poco tiempo están en calma.

Para conservar la tranquilidad de un estado, es necesario hacer que la autoridad use el poder sin abusar de este poder. Para mantener la paz es necesario evitar la guerra. La calma se restablece en un pueblo revuelto, más bien por la dulzura y por la tolerancia que por el rigor.

2 Referencias[editar]

Pedro María de Olive, Diccionario de sinónimos de la lengua castellana, París, 1891.