Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


1 Significado[editar]

Se trata de una expresión utilizada para describir el interés de alguien por aclarar las cosas, por la minuciosidad a la hora de desempeñar una tarea y el extremo cuidado:

Siempre me gustó la capacidad de poner los puntos sobre las íes que tenía aquel político. Argumentaba sus discursos de manera magistral y jamás dejó un cabo suelto.
Me gustaría hablar con Diego sobre nuestra relación y poner los puntos sobre las íes. Las cosas es mejor aclararlas.
Redactaba los documentos a mano con letra de fácil lectura y entendimiento, con la puntuación y las tildes bien remarcadas y los puntos sobre cada una de las íes y de las jotas.

2 Origen[editar]

Esta expresión, según nos explica P. Celdrán Gomaríz en su libro Hablar con corrección, debió de empezar a utilizarse a partir del sigo XVI, teniendo en cuenta que fue a principios de este siglo cuando se introdujeron los caracteres góticos con el fin de diferenciar la /ii/ de la /u/. Así, la caligrafía española comenzó a poner una virgulilla sobre ambas íes.

Seguramente, tal costumbre resultaba demasiado minuciosa al principio para los copistas, y es por esto que se aplica a una actividad que se realiza con demasiado cuidado con el fin de evitar confusiones o para aclarar algo que hasta entonces permanecía ambiguo o confuso.

3 Referencias[editar]

  1. CELDRÁN GOMARIZ, Pancracio, Hablar con corrección. ISBN 978-8460-591-1