Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
(Quito imagen NO LIBRE)
(Arreglos)
 
Línea 1: Línea 1:
 
{{{Category|[[Categoría:Biblio/Fábulas y cuentos|El concierto de los animales Revista de Archivos]] [[Categoría:Biblio/Textos]] }}}  
 
{{{Category|[[Categoría:Biblio/Fábulas y cuentos|El concierto de los animales Revista de Archivos]] [[Categoría:Biblio/Textos]] }}}  
 
<small>EDICIÓN &nbsp; Instituto-Escuela, Tipografía de la "Revista de Archivos", Madrid 1922 (L2)</small>
 
 
:: &nbsp; &nbsp; Supuesto que respira,
 
:: &nbsp; &nbsp; Supuesto que respira,
 
:: se hace oír, bien o mal, cualquier garganta;
 
:: se hace oír, bien o mal, cualquier garganta;
Línea 59: Línea 57:
 
:: <small>RAMÓN DE CAMPOAMOR<br>Navia (Asturias), 1817; † 1901</small>
 
:: <small>RAMÓN DE CAMPOAMOR<br>Navia (Asturias), 1817; † 1901</small>
  
 +
::<small>EDICIÓN &nbsp; Instituto-Escuela<br>Tipografía de la "Revista de Archivos", Madrid 1922</small>
 
::{{bibliofuente|url texto= https://www.gutenberg.org/ebooks/64058 |portal= Project Gutenberg |ficha libro= Biblio:Fábulas y cuentos en verso (L2) |licencia= dominio público }}
 
::{{bibliofuente|url texto= https://www.gutenberg.org/ebooks/64058 |portal= Project Gutenberg |ficha libro= Biblio:Fábulas y cuentos en verso (L2) |licencia= dominio público }}
  

Revisión actual del 05:31 3 mar 2021

    Supuesto que respira,
se hace oír, bien o mal, cualquier garganta;
y en esto no hay mentira,
pues mal o bien, el que respira, canta.
Hablen, si no, mil animales duchos
que dieron un concierto como muchos.
    Y es fama que el sentido
no acompaña a los órganos vocales,
por lo que ha sucedido
que en la patria de dichos animales,
cada cual, presumiéndose asaz[1] diestro,
gritó: —¡Caiga el león! ¡Fuera el maestro!
    Cayó la monarquía,
y en república el reino convirtieron.
—Vaya una sinfonía
de nuestros triunfos en honor —dijeron—;
cada uno cante cual le venga a mano;
ya no más director; ¡muera el tirano!
Comenzóse el concierto,
“cá-cá-rá-cá”, gritando el polli-gallo;
y al primer desacierto
con un relincho contestó el caballo;
“a-y-o, a-y-o”, siguió el pollino;
“pí-pí-pí”, el colorín; “ufff”, el cochino.
El “mís” y el “marramau”
cantó el gato montés, cual tigre bravo;
y con cierto “pau-pau”
le acompañaba el indolente pavo;
formando tan horrenda algarabía,
que ni el mismo Luzbel[2] la aguantaría.
    El león destronado,
viendo el reino en desórdenes tan grandes,
—Silencio —dijo airado,
mostrando un arcabuz ganado en Flandes—;
el rey va a dirigir: atrás, canalla.
Y al verle cada cual, amorra y calla.
—Vuelva a sonar la orquesta
—siguió el tirano, de Nerón trasunto—,
y ¡ay de la pobre testa
de aquel que por gruñir me coma un punto!
    ¿Qué es replicar? No hay réplica ninguna.
Palo o canción; vamos a ver: ¡a una!
Y la orquesta empezando,
“pí-pí”, “cá-cá-rá-cá”, “mís-mís”, “miau-miau”
siguió después sonando
“a-y-o, a-y-o”, “ufff-ufff”, “pau-pau”.
Y tal sonó la música que alabo,
que el mundo gritó absorto: —¡Bravo! ¡Bravo!
    Fué el concierto, antes loco,
la maravilla, vive Dios, del arte;
y aunque gruñendo un poco,
cada animal desempeñó su parte;
aprendiendo, en perjuicio de su testa,
que sin buen director no hay buena orquesta.
RAMÓN DE CAMPOAMOR
Navia (Asturias), 1817; † 1901
EDICIÓN   Instituto-Escuela
Tipografía de la "Revista de Archivos", Madrid 1922
Fuente: Project Gutenberg (dominio público)
leermas.gif BIBLIO info

notas

  1. asaz: muy (DLE en línea)
  2. El Diablo.


Del mismo libro (L2):
CALDERÓN DE LA BARCA   El ciego  •  Culpar al prójimo de la falta propia  •  Desprecio de la grandeza humana   RAMÓN DE CAMPOAMOR   La carambola  •  El concierto de los animales  •  Los dos gorriones  •  Los padres y los hijos   MANUEL DEL PALACIO   Naturalismo  •  Los pedazos de mármol   CONCEPCIÓN ARENAL   El lobo murmurador   SAMANIEGO   La zorra y el busto   RAFAEL POMBO   El pinzón y la urraca  •  El sol y el polvo   ANTONIO DE TRUEBA   Los tres amigos

BIBLIOTECA:
Catálogo  •  Ayuda