Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


Una locución latina, a diferencia de un latinismo adaptado de una sola palabra y de uso frecuente, se escribe sin tilde y en cursiva.[1]

Ejemplos incluyen habeas corpus, curriculum vitae, ad nauseam y sui generis.

cf. currículum, déficit, hábitat, ítem y ultimátum.

Notas y referencias