Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
m (Mensaje de copipegado)
m
Línea 18: Línea 18:
  
 
=== Casos generales ===
 
=== Casos generales ===
 +
 +
Para las normas generales, véase [[:Categoría:Lista de ortotipografía por temas]].
  
 
{{copipegado}}
 
{{copipegado}}

Revisión del 08:35 9 dic 2011


La letra mayúscula o versal es una de las dos cajas del alfabeto latino (y otros, como el cirílico o el griego). Su forma es distinta de la minúscula y, al contrario que estas, su altura es fija.

No debe confundirse con la versalita, que es la que tiene la forma de mayúscula pero la altura de la minúscula o un poco más.

<tex> \noindent\huge A B C D E F G H I J K L M N\\ Ñ O P Q R S T U V W X Y Z </tex>

1 Ortografía

1.1 Casos específicos

El Diccionario de la Academia hace anotaciones sobre la ortografía de palabras concretas (Buscar con Google).

1.2 Casos generales

Para las normas generales, véase Categoría:Lista de ortotipografía por temas.

Pocas personas advierten el autoritarismo que rige el uso de mayúsculas y minúsculas.

En épocas de la monarquía en los reales documentos se firmaban siempre: Yo el Rey, y todas las veces en que se mencionaba al rey debía usarse la mayúscula reverencial.

Actualmente casi todas las gramáticas y manuales de redacción establecen que en uso pronominal (en vez del nombre) la palabra presidente debe escribirse con mayúscula inicial, aunque se admite la minúscula cuando el vocablo precede al nombre: “El presidente Obama anunció el presupuesto para el año venidero”; “Ante Bush, el Presidente bajó la guardia”. Es el uso más extendido.


Uso correcto

Se escribirán con mayúscula inicial:
1) La primera palabra de un escrito y, en general, de todo párrafo, así como la que va después de cada punto. Hay libertad para empezar con mayúscula o con baja luego de dos puntos, pero se preferirá la versal cuando después del signo se incluya una cita completa, por ejemplo, o una oración completa e independiente de la anterior.
2) Todos los nombres propios, apellidos y sobrenombres: Michoacán, Fernando, Pulido, el Púas.
3) Los sustantivos y adjetivos que constituyen el nombre de una institución: el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, la Secretaría de Gobernación, la Dirección de Averiguaciones Previas.
4) Los nombres propios de ciudades, accidentes geográficos, calles, plazas, regiones geográficas, etc. Cabe hacer notar que la mayúscula sólo irá en el nombre propio: río Bravo, cuenca de México, cale de Plateros, el Petén guatemalteco, el golfo Pérsico, el mar Caribe. Los accidentes geográficos se escriben con mayúscula inicial cuando forman un binomio indivisible con el nombre propiamente dicho: el Mar Negro, por ejemplo, pues sí decimos el Caribe, el Atlántico, pero no el Negro, el Rojo.
5) Los títulos de obras artísticas, sean literarias, plásticas, musicales, cinematográficas: Dormir en tierra, Águila o sol, Desafinado, Los albañiles, El acorazado Potiomkin, Destino de amor, Alguna vez el tiempo.
6) Los nombres de los astros, planetas y constelaciones: la Tierra, Alfa Centauro, el Sol, la Luna. Aclaremos, respecto de estos últimos, que sus manifestaciones se escriben con baja: me abrigó un rayo de luna; el sol acariciaba sus cabellos y los vestía de luz.
7) Oriente y Occidente cuando designan la división geopolítica del planeta.
8) Los puntos cardinales: el Norte estaba representado por el águila. Pero van con baja cuando denotan dirección o situación geográfica: hacia el sur; al norte de México, al oeste de Nicaragua, al este de tu cuerpo.
9) Cuando se emplean como adjetivos van con minúscula: África occidental; Alemania oriental, cuyo nombre oficial, antes de la reunificación, era República Democrática Alemana.
10) La palabra Estado cuando se refiere a un país o a la entidad política, pero no cuando se aplica a una de las divisiones internas del mismo: intervino el Estado en el conflicto; iremos al estado de Veracruz. Cuando se pluraliza Estado, va con baja: los estados de la Unión Europea.
11) El vocablo Iglesia cuando se refiere a la institución, pero no cuando se emplea como sinónimo de templo: la Iglesia católica se quedó también con la iglesia de la Santa Veracruz.
12) Las abreviaturas de los tratamientos: Sr. D. Juan, Revmo. e Ilmo. Téngase presente, sin embargo, que en la mayoría de las editoriales se prefiere desatar esos nombres y ponerlos con minúscula: usted, señor, don. Ahora bien, pueden escribirse con mayúscula (uso potestativo):
13) Los atributos divinos, títulos y nombres de dignidad: Sumo Creador, Dios Hijo, Sumo Pontífice, Duque de Otranto, Marqués del Vale.
14) Además de los nombres de dignidad, pueden ir con mayúscula inicial, en documentos oficiales, los que expresan poder público o cargos importantes: Poder Ejecutivo, Senador de la República.
Antes de pasar al empleo de las minúsculas, debe decirse que cuando un autor desee resaltar una palabra, una frase, puede subrayarlas en el original para que se compongan en cursivas, pero nunca escribirlas en mayúsculas: pensar en grande no es pensar en mayúsculas, ni usar versales transforma en verso la prosa (buena o mala).
Debe observarse también que las palabras que empiezan con ch o l y deban comenzar con mayúscula, llevarán en versal sólo la primera de estas letras compuestas: Chaco, Llano Largo.

Uso incorrecto

Comenzarán con minúscula:
1) Los nombres de los meses, de los días de la semana, de las estaciones (y épocas) del año y de las notas musicales.
2) Los nombres de las fiestas, sean civiles o religiosas: día de la bandera, viernes santo, día de muertos. Este punto ha suscitado siempre muchas controversias.
3) Los nombres genéricos de entidades: partido, congreso, asamblea, iglesia, liga. Sin embargo, se escribirán con mayúscula inicial cuando formen parte del nombre de una institución determinada: Partido Revolucionario de los Trabajadores, Congreso de la Unión, Liga de Comunidades Agrarias.
4) Los títulos y nombres de dignidad o cargo, profesión u oficio: presidente, banquero, papa, rey, filósofo, obispo, laudero.

5) Las palabras revolución, república, gobierno, monarquía, etc., solas o seguidas de adjetivo.

6) Los nombres de idiomas, ciencias, oficios, artes y disciplinas académicas: español, historia, ebanistería, pintura, ciencia política.

7) Las unidades métricas, no importa que hayan sido tomadas de nombres propios: amperio, fahrenheit.

8) Las divisiones de libros y partes complementarias: libro, parte, capítulo, prólogo, cuadro, apéndice, volumen, página, ecuación, unidad, gráfica, sección, nota, etcétera.

Ha de aclararse que algunas editoriales usan mayúscula inicial en referencias del tipo véase en el Prólogo; como se vio en la Primera Parte; etcétera.

9) Los sustantivos derivados de nombres propios: matraz erlenmeyer, hoja de afeitar gilette.

Hay cierta resistencia todavía a bajar las mayúsculas de marcas comerciales, como las de autos: Ford, Chevrolet, Volkswagen, pero seguramente con el paso del tiempo ganará la tendencia minusculista. Es curioso que la gente escriba alegremente vocho, pero deje la mayúscula cuando se trata de un Mercedes Benz.