Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


Los sufijos flexivos son aquellos afijos que se encuentran después de la raíz o lexema y que no cambian la categoría gramatical de la palabra (por ejemplo de sustantivo a verbo: pala -> palear).
Como el nombre mismo lo indica, la palabra sólo cambia ciertos matices, es maleable, se flexibiliza. Estas flexiones se pueden encontrar en el género, número o el la persona verbal. Por ejemplo: bello y bella el primer sufijo flexivo indica el masculino y el segundo el femenino; a esta palabra se le puede agregar otro sufijo flexivo como es el de número bella󐻎, bellas  el primero indica singular (la ausencia también indica una flexión como en este caso) y el segundo plural.
El de persona lo podemos ver en los verbos: comer: como, come, coman, comemos.