Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


El verbo es una clase de palabras que marca el tiempo. El tiempo, en este sentido, es la categoría gramatical que sitúa la realización de una acción o la situación de un estado, y está marcado por sus lelementos correspondientes en las formas de la conjugación.

La lengua no es un calco exacto de la realidad, sino que representa la percepción del emisor, del hablante. Desde esta perspectiva, el tiempo presente es siempre el momento del acto comunicativo, el momento en que el emisor se expresa. En relación con ese m omento, el emisor puede situar aquello de que habla como sucedido en un momento anterior al acto de comunicación (que sería el pasado) o como pendiente de suceder, real o psicológicamente, en un momento posterior al de la comunicación (que sería el futuro), con sus matizaciones de anterior a un momento anterior (pasado del pasado) o anterior a un momento posterior (dentro del futuro).

Suele haber dudas o ideas confusas o poco claras sobre los valores de las formas verbales, por lo cual sobre el tiempo verbal es muy conveniente establecer su concepto y sus usos.

Las marcas termporales de las formas verbales están amalgamadas junto con el modo, de manera que las realizaciones tiempo+modo son amalgamas cuyos elementos individuales no están separados en las marcas formales del verbo.