Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Se llama vocativo a las palabras que sirven para invocar, llamar, nombrar o dirigirse a una persona o cosa personificada. El caso más frecuente de vocativo es el del nombre de la persona a la que nos dirigimos, pero puede ser también un nombre común o un adjetivo.

El vocativo puede ir al principio de una oración, en medio o al final, y se separa del resto con comas, aunque cuando va antepuesto puede ir igualmente seguido de dos puntos:

Ven, María, que ya empiezan las noticias en la tele. [Nos dirigimos a María]

Dígame qué tengo, doctor. [Nos dirigimos al doctor]

Gracias, amor. [Nos dirigimos a una persona con la palabra amor]

¿Qué decías, Juan?

Mamá, quiero chorizo.

Cuando el vocativo expresa desagrado o rechazo, se emplea a veces la palabra so como refuerzo:

Mira en la enciclopedia, so listillo, y verás que estás equivocado.

¡No hagas eso, so bestia, que lo vas a romper!