Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 cautivo, esclavo, prisionero

La cautividad designa la cualidad de cautivo, lo que ha hecho que un hombre lo sea, cayendo en poder de sus enemigos: es un estado, una condición de su infeliz suerte. Se pueden llamar cautivos a los que caían en poder de los corsarios.

Llámase prisionero a aquel que en la guerra ha caido en poder del enemigo sea quien se fuese, al preso por cualquier causa o motivo, al que está detenido materialmente, al que se halla rendido y dominado por alguna pasión, sobre todo amorosa: se infiere de aquí que prisionero debe ser una palabra genérica, así como especial la de cautivo.

Esclavo es el que se halla privado de su libertad en virtud de leyes y costumbres bárbaras, convirtiéndose en propiedad de otro hombre, el cual se ha hecho dueño absoluto de la vida, de los bienes y de la libertad de su esclavo.

Se dice comprar esclavos, hacer prisioneros, coger cautivos.

Figuradamente, una persona no retiene a su amante prisionero, sino cautivo, cautivo de amor, y con destreza y sagacidad su amante puede ser su más sumiso esclavo.

2 Referencias

Calandrelli, M., Diccionario filológico-comparado de la lengua castellana, Buenos Aires, 1880-1916, 12 vol.