Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda



  • Nadie, alguien, quienquiera y quienesquiera se refieren a personas. El uso de los dos últimos en el español actual tiende a ser poco frecuente. Por su parte, nada y algo siempre se refieren a cosas.
  • Nadie y nada (como oposición a alguien y algo) ya son formas negativas en sí mismas, por lo que no necesitan para su construcción otra negación, salvo si se posponen al verbo.
Nadie presenció el accidente.
No hubo nadie que viera el accidente.
  • Nada hoy en día se usa junto con la preposición para como locución adverbial, en lugar de en absoluto o sencillamente no.

Este uso de para nada está recogido en el DRAE.

¿Tienes ganas de empezar a trabajar después de las vacaciones?
Para nada.
  • Nada también puede funcionar, además de como pronombre indefinido, como sustantivo o adverbio.
No te quiero nada. (Adverbio)
La nada. (Sustantivo)