Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


Según el DUE, una anáfora es una función que desempeñan ciertas palabras de asumir el significado de una parte del discurso que ya se ha mencionado antes. Es un caso de correferencia.

La función anafórica la realizan fundamentalmente los pronombres, ya sean personales, átonos o relativos:

—¿Dónde viste a Ana? —La vi en el cine [pronombre átono]
La chaqueta que me compré tenía una mancha. [pronombre relativo]

La interpretación de las anáforas depende del contexto en el que se enmarquen. Dicha dependencia puede, en ocasiones, dar lugar a ambigüedades y únicamente puede deshacerse la confusión mediante el conocimiento de las circunstancias. Por ejemplo:

María está con Eva, así que la voy a avisar.

¿A quién se va a avisar? ¿A María o a Eva? Solo el contexto puede resolvernos la ambigüedad. A la hora de redactar podría reformularse la oración.


Referencias y enlaces[editar]