Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


FÁBULAS
Félix María de Samaniego (1745-1801)
LIBRO SEGUNDO

  • FÁBULA XII
    El Charlatán


Samaniego el charlatán Armand Colin 1902.jpg

   «Si cualquiera de ustedes
Se da por las paredes,
O arroja de un tejado,
Y queda a buen librar descostillado,
Yo me reiré muy bien: importa un pito,[1]
Como tenga mi bálsamo exquisito».
   Con esta relación un chacharero[2]
Gana mucha opinión y más dinero;
Pues el vulgo, pendiente de sus labios,
Más quiere a un charlatán que a veinte sabios.
   Por esta conveniencia
Los hay el día de hoy en toda ciencia,
Que ocupan igualmente acreditados
Cátedras, academias y tablados.
   Prueba de esta verdad será un famoso
Doctor en elocuencia, tan copioso
En charlatanería,
Que ofreció enseñaría
A hablar discreto, con fecundo pico,
En diez años de término a un borrico.
   Sábelo el rey, le llama, y al momento
Le manda dé[3] lecciones a un jumento;
Pero bien entendido,
Que sería, cumpliendo lo ofrecido,
Ricamente premiado;
Mas cuando no, que moriría ahorcado.
   El doctor asegura nuevamente
Sacar un orador asno elocuente.
Dícele callandito[4] un cortesano:
—Escuche, buen hermano,
Su frescura me espanta:
A cáñamo me huele su garganta.
   —No temáis, señor mío,
Respondió el Charlatán, pues yo me río.
¿En diez años de plazo que tenemos,
El rey, el asno o yo no moriremos?
   Nadie encuentra embarazo
En dar un largo plazo
A importantes negocios; mas no advierte
Que ajusta mal su cuenta sin la muerte.

Esopo (h. 600 - 564 a.C.)
Recreación de Samaniego.


EDICIÓN   Librería Armand Colin. París, 1902
Fuente: Project Gutenberg (dominio público)
leermas.gif BIBLIO info

1 Biblioenlaces[editar]

1.1 Índice del libro

LIBRO SEGUNDO

1. El león con su ejército  •  2. La lechera  •  3. El asno sesudo  •  4. El zagal y las ovejas  •  5. El águila, la corneja y la tortuga  •  6. El lobo y la cigüeña  •  7. El hombre y la culebra  •  8. El pájaro herido de una flecha  •  9. El pescador y el pez  •  10. El gorrión y la liebre  •  11. Júpiter y la tortuga  •  12. El charlatán  •  13. El milano y las palomas  •  14. Las dos ranas  •  15. El parto de los montes  •  16. Las ranas pidiendo rey  •  17. El asno y el caballo  •  18. El cordero y el lobo  •  19. Las cabras y los chivos  •  20. El caballo y el ciervo

Introducción  •  Prólogo del autor
LIBRO PRIMERO  •  LIBRO SEGUNDO  •  LIBRO TERCERO  •  LIBRO CUARTO  •  LIBRO QUINTO
LIBRO SEXTO  •  LIBRO SÉPTIMO  •  LIBRO OCTAVO  •  LIBRO NONO
Léxico  •  Apéndice
ÍNDICE DE LA OBRA

1.2 Biblioteca

Catálogo  •  Ayuda


notas   (n.e.) nota del editor

  1. (n.e.) Importa un pito. La frase corriente es: No dársele á uno un pito (ó también un bledo) de una cosa.
  2. (n.e.) Chacharero. Sinón.: Charlatán, embaidor, saltimbanco, titiritero, etc.
    Derivado de cháchara (DLE en línea)
  3. Tilde diacrítica
    … el vulgo, pendiente Yes check.svgde sus labios… → de (preposición)
    … le manda Yes check.svgdé lecciones a un jumento… → verbo dar
  4. (n.e.) Callandito, dim. de un gerundio.