Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


FÁBULAS
Félix María de Samaniego (1745-1801)
LIBRO CUARTO

  • FÁBULA VI
    La Zorra y las Uvas
  Es voz común que á más del medio día
En ayunas la Zorra iba cazando:
Halla una parra, quédase mirando
De la alta vid el fruto que pendía.[1]
  Causábale mil ansias y congojas
No alcanzar á las uvas con la garra,
Al mostrar á sus dientes la alta parra
Negros racimos entre verdes hojas.
  Miró, saltó, y anduvo en probaduras;
Pero vió el imposible ya de fijo.
Entonces fué cuando la Zorra dijo:
«No las quiero comer; no están maduras».
  No por eso te muestres impaciente,
Si se te[2] frustra, Fabio, algún intento.
Aplica bien el cuento,
Y dí, No están maduras, frescamente.[3]


EDICIÓN   Librería Armand Colin. París, 1902
Fuente: Project Gutenberg (dominio público)
leermas.gif BIBLIO info

1 Biblioenlaces[editar]

1.1 Índice del libro

LIBRO CUARTO

1. La mona corrida  •  2. El asno y Júpiter  •  3. El cazador y la perdiz  •  4. El viejo y la muerte  •  5. El enfermo y el médico  •  6. La zorra y las uvas  •  7. La cierva y la viña  •  8. El asno cargado de reliquias  •  9. Los dos machos  •  10. El cazador y el perro  •  11. La tortuga y el águila  •  12. El león y el ratón  •  13. Las liebres y las ranas  •  14. El gallo y el zorro  •  15. El león y la cabra  •  16. El hacha y el mango  •  17. La onza y los pastores  •  18. El grajo vano  •  19. El hombre y la comadreja  •  20. Batalla de las comadrejas y los ratones  •  21. El león y la rana  •  22. El ciervo y los bueyes  •  23. Los navegantes  •  24. El torrente y el río  •  25. El león, el lobo y la zorra

Introducción  •  Prólogo del autor
LIBRO PRIMERO  •  LIBRO SEGUNDO  •  LIBRO TERCERO  •  LIBRO CUARTO  •  LIBRO QUINTO
LIBRO SEXTO  •  LIBRO SÉPTIMO  •  LIBRO OCTAVO  •  LIBRO NONO
Léxico  •  Apéndice
ÍNDICE DE LA OBRA

1.2 Biblioteca

Catálogo  •  Ayuda


notas   (n.e.) nota del editor

  1. (n.e.) Transposición, por: el fruto que pendía de la alta vid.
  2. (n.e.) Es un solecismo muy común decir te se.
  3. (n.e.) Frescamente, es decir con frescura y serenidad.