Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


OBRAS ESCOGIDAS
Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870)

RIMAS (XI - XV)


1 Yo soy ardiente, yo soy morena...[editar]


XI

—Yo soy ardiente, yo soy morena,

Yo soy el símbolo de la pasión;

De ansia de goces mi alma está llena

¿Á mí me buscas?—No es á ti; no.



—Mi frente es pálida; mis trenzas de oro:

Puedo brindarte dichas sin fin;

Yo de ternura guardo un tesoro.

¿Á mí me llamas?—No; no es á ti.



—Yo soy un sueño, un imposible,

Vano fantasma de niebla y luz;

Soy incorpórea, soy intangible;

No puedo amarte.—¡Oh, ven; ven tú!



2 Porque son, niña, tus ojos...[editar]


XII

Porque son, niña, tus ojos

Verdes como el mar, te quejas;

Verdes los tienen las náyades,

Verdes los tuvo Minerva,

Y verdes son las pupilas

De las hurís del profeta.



El verde es gala y ornato

Del bosque en la primavera.

Entre sus siete colores

Brillante el Iris lo ostenta.

Las esmeraldas son verdes,

Verde el color del que espera,

Y las ondas del Océano,

Y el laurel de los poetas.



Es tu mejilla temprana

Rosa de escarcha cubierta,

En que el carmín de los pétalos

Se ve al través de las perlas.

Y sin embargo,

Sé que te quejas,

Porque tus ojos

Crees que la afean:

Pues no lo creas;

Que parecen tus pupilas,

Húmedas, verdes é inquietas,

Tempranas hojas de almendro,

Que al soplo del aire tiemblan.



Es tu boca de rubíes

Purpúrea granada abierta,

[p. 309]Que en el estío convida

Á apagar la sed en ella.

Y sin embargo,

Sé que te quejas,

Porque tus ojos

Crees que la afean:

Pues no lo creas;

Que parecen, si enojada

Tus pupilas centellean,

Las olas del mar que rompen

En las cantábricas peñas.



Es tu frente que corona

Crespo el oro en ancha trenza,

Nevada cumbre en que el día

Su postrera luz refleja.

Y sin embargo,

Sé que te quejas,

Porque tus ojos

Crees que la afean:

Pues no lo creas;

Que, entre las rubias pestañas,

Junto á las sienes, semejan

Broches de esmeralda y oro,

Que un blanco armiño sujetan.



3 Tu pupila es azul, y cuando ríes...[editar]


XIII

Tu pupila es azul, y cuando ríes,

Su claridad suave me recuerda

El trémulo fulgor de la mañana

Que en el mar se refleja.



Tu pupila es azul, y cuando lloras,

Las transparentes lágrimas en ella

Se me figuran gotas de rocío

Sobre una violeta.



Tu pupila es azul, y si en su fondo

Como un punto de luz radia una idea,

Me parece en el cielo de la tarde

¡Una perdida estrella!



4 Te vi un punto, y, flotando ante mis ojos...[editar]


XIV

Te vi un punto, y, flotando ante mis ojos,

La imagen de tus ojos se quedó,

Como la mancha oscura, orlada en fuego,

Que flota y ciega, si se mira al sol.



Adonde quiera que la vista fijo,

Torno á ver sus pupilas llamear;

Mas no te encuentro á ti; que es tu mirada:

Unos ojos, los tuyos, nada más.



De mi alcoba en el ángulo los miro

Desasidos fantásticos lucir:

Cuando duermo los siento que se ciernen

De par en par abiertos sobre mí.



Yo sé que hay fuegos fatuos que en la noche

Llevan al caminante á perecer:

Yo me siento arrastrado por tus ojos,

Pero adónde me arrastran, no lo sé.



5 Cendal flotante de leve bruma...[editar]


XV

Cendal flotante de leve bruma,

Rizada cinta de blanca espuma,

Rumor sonoro

De arpa de oro,

Beso del aura, onda de luz,

Eso eres tú.



Tú, sombra aérea, que cuantas veces

Voy á tocarte, te desvaneces

Como la llama, como el sonido,

Como la niebla, como el gemido

Del lago azul.



En mar sin playas onda sonante,

En el vacío cometa errante,

Largo lamento

Del ronco viento,

Ansia perpetua de algo mejor,

Eso soy yo.



¡Yo, que á tus ojos en mi agonía

Los ojos vuelvo de noche y día;

Yo, que incansable corro y demente

Tras una sombra, tras la hija ardiente

De una visión!


adorno tipográfico eB 53552 4.png
Rimas



EDICIÓN   Imprenta Española, calle del Olivar, núm. 8. Madrid, 1912.
Fuente: Project Gutenberg (dominio público)
leermas.gif BIBLIO info

6 Biblioenlaces[editar]

6.1 Índice del libro

INTRODUCCIÓN
LEYENDAS
Maese Pérez el organista  •  Los ojos verdes  •  El rayo de luna  •  Tres fechas  •  La corza blanca  •  La rosa de pasión  •  La promesa  •  El Monte de las Ánimas  •  El gnomo  •  El Miserere  •  Las hojas secas  •  La Venta de los Gatos
DESDE MI CELDA (Cartas literarias)
Carta primera  •  Carta segunda  •  Carta tercera  •  Carta cuarta  •  Carta quinta  •  Carta sexta  •  Carta séptima  •  Carta octava  •  Carta novena
RIMAS
I a V  •  VI a X  •  XI a XV  •  XVI a XX  •  XXI a XXV  •  XXVI a XXX  •  XXXI a XXXV  •  XXXVI a XL  •  XLI a XLV  •  XLVI a L  •  LI a LV  •  LVI a LX  •  LXI a LXV  •  LXVI a LXX  •  LXXI a LXXVI

6.2 Biblioteca

Catálogo  •  Ayuda


notas