Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


FÁBULAS LITERARIAS
Tomás de Iriarte (1750-1791)

  • FÁBULA XXXVII
    El buey y la cigarra
    Muy necio y envidioso es quien afea un pequeño descuido en una obra grande.
    Arando estaba el Buey; y a poco trecho,
La Cigarra, cantando, le decía:
"¡Ay, ay! ¡qué surco tan torcido has hecho!"
Pero él la respondió[1]: "Señora mía,
Si no estuviera lo demás derecho,
Usted no conociera lo torcido.
Calle, pues, la haragana reparona;
Que a mi amo sirvo bien, y él me perdona
Entre tantos aciertos un descuido."
¡Miren quién hizo a quién cargo tan fútil!
Una Cigarra al animal más útil.
    Mas ¿si me habrá entendido
El que a tachar se atreve
En obras grandes un defecto leve?


EDICIÓN   Oxford University Press, 1917
Fuente: Project Gutenberg (dominio público)
leermas.gif BIBLIO info

1 Biblioenlaces[editar]

1.1 Índice del libro

I El elefante y otros animales  •  III El oso, la mona y el cerdo  •  IV La abeja y los zánganos  •  V Los dos loros y la cotorra  •  VIII El burro flautista  •  XI Los dos conejos  •  XII Los huevos  •  XVII El jilguero y el cisne  •  XIX La cabra y el caballo  •  XX La abeja y el cuclillo  •  XXI El ratón y el gato  •  XXVII La mona  •  XXVIII El asno y su amo  •  XXXVII El buey y la cigarra  •  XLI El té y la salvia  •  XLV Los cuatro lisiados  •  XLVII La urraca y la mona  •  XLVIII El ruiseñor y el gorrión  •  LIV El pedernal y el eslabón  •  LVI La criada y la escoba  •  LVIII La discordia de los relojes  •  LX El volatín y su maestro

1.2 Biblioteca

Catálogo  •  Ayuda


notas

  1. laísmo: él Red x.svgla respondió, él Yes check.svgle respondió