Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


FÁBULAS LITERARIAS
Tomás de Iriarte (1750-1791)

  • FÁBULA IV
    Fácilmente[1] se luce con citar y elogiar a los hombres grandes de la antigüedad; el mérito está en imitarlos.
    A tratar de un gravísimo negocio
Se juntaron los zánganos un día.
Cada cual varios medios discurría
Para disimular su inútil ocio;
Y por librarse de tan fea nota
A vista de los otros animales,
Aun[2] el más perezoso y más idiota
Quería, bien o mal, hacer panales.
Mas[3] como el trabajar les era duro,
Y el enjambre inexperto
No estaba muy seguro
De rematar la empresa con acierto,
Intentaron salir de aquel apuro
Con acudir a una colmena vieja,
Y sacar el cadáver de una Abeja
Muy hábil en su tiempo y laboriosa;
Hacerla[4], con la pompa más honrosa,
Unas grandes exequias funerales,
Y susurrar elogios inmortales
De lo ingeniosa que era
En labrar[5] dulce miel y blanca cera[6].
    Con esto se alababan tan ufanos,
Que una Abeja les dijo por despique[7]:
"¿No trabajáis más que eso? Pues, hermanos,
Jamás equivaldrá vuestro zumbido
A una gota de miel que yo fabrique."
    ¡Cuántos pasar por sabios han querido
Con citar a los muertos que lo han sido!
¡Y qué pomposamente que los citan!
Mas pregunto yo ahora: ¿los imitan?


EDICIÓN   Oxford University Press, 1917
Fuente: Project Gutenberg (dominio público)
leermas.gif BIBLIO info

1 Biblioenlaces[editar]

1.1 Índice del libro

I El elefante y otros animales  •  III El oso, la mona y el cerdo  •  IV La abeja y los zánganos  •  V Los dos loros y la cotorra  •  VIII El burro flautista  •  XI Los dos conejos  •  XII Los huevos  •  XVII El jilguero y el cisne  •  XIX La cabra y el caballo  •  XX La abeja y el cuclillo  •  XXI El ratón y el gato  •  XXVII La mona  •  XXVIII El asno y su amo  •  XXXVII El buey y la cigarra  •  XLI El té y la salvia  •  XLV Los cuatro lisiados  •  XLVII La urraca y la mona  •  XLVIII El ruiseñor y el gorrión  •  LIV El pedernal y el eslabón  •  LVI La criada y la escoba  •  LVIII La discordia de los relojes  •  LX El volatín y su maestro

1.2 Biblioteca

Catálogo  •  Ayuda


notas

  1. Los adverbios derivados de adjetivos con el sufijo -mente conservan la tilde de aquél:
    Yes check.svgfácilmente, Red x.svgfacilmente
  2. aun/aún
  3. mas (pero), sin tilde.
  4. Red x.svghacerla, Yes check.svghacerle [un funeral a la abeja] → laísmo.
  5. Las abejas liban el néctar de las flores y lo labran, transformándolo en miel (DLE en línea).
  6. dulce miel y blanca cera: epítetos (dulce, blanca).
  7. desquite, revancha, represalia (DLE en línea).