Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Retrato de Góngora (1622) por Velázquez.
El río Guadiato a su paso por Santa María de Trassierra (Córdoba), donde Góngora fue párroco.

Luis de Góngora y Argote es un escritor español, poeta y dramaturgo, que nace en Córdoba (España) el 11 de julio de 1561, ciudad donde fallecerá sexagenario[1] el 23 de mayo de 1627. Su obra está entre lo más original e influyente del Siglo de Oro.

Goza cuello, cabello, labio y frente
antes que lo que fue en tu edad dorada,
oro, lirio, clavel, cristal luciente,
no sólo en plata o viola truncada
se vuelva, mas tú y ello juntamente
en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.
Luis Góngora Sign.svg

Góngora, hijo de Francisco de Argote y Leonor de Góngora, es el primogénito de cuatro hermanos. Su padre, un erudito licenciado en Salamanca, gozó de la protección de Francisco de Eraso, secretario de Carlos V.

Entre 1570 y 1575 el joven Luis inicia su formación en el colegio de los jesuitas de Córdoba. En vista de su valía el tío de Góngora, Francisco, lega a su sobrino de sólo 14 años los beneficios eclesiásticos de la dignidad de racionero de la catedral y lo envía a estudiar a Salamanca donde se revela la vocación literaria de quien pronto será reconocido como gran poeta por el propio Cervantes:

En don Luis de Góngora os ofrezco
un vivo raro ingenio sin segundo;
con sus obras me alegro y enriquezco
no sólo yo, mas todo el ancho mundo.


Y si, por lo que os quiero, algo merezco,
haced que su saber alto y profundo
en vuestras alabanzas siempre viva
contra el ligero tiempo y muerte esquiva.


Miguel de Cervantes, Canto de Calíope (1585)

Concluye su formación universitaria en 1580, fecha de sus primeras composiciones entre las que destaca su Soneto a Córdoba (1585) escrito en un viaje del poeta a Granada:

¡Oh excelso muro, oh torres coronadas
de honor, de majestad, de gallardía!
¡Oh gran río, gran rey de Andalucía,
de arenas nobles, ya que no doradas!


¡Oh fértil llano, oh sierras levantadas,
que privilegia el cielo y dora el día!
¡Oh siempre glorïosa patria mía,
tanto por plumas cuanto por espadas!:


si entre aquellas ruinas y despojos
que enriquece Genil y Dauro baña
tu memoria no fue alimento mío,


nunca merezcan mis ausentes ojos
ver tu muro, tus torres y tu río,
tu llano y sierra, ioh patria, oh flor de España!

En adelante alterna las obligaciones eclesiásticas con su vocación poética. Viajando por toda Castilla se relaciona con obispos y nobles, de lo que gustaba, hasta que en 1603 llega a Valladolid, sede de la Corte, donde pretende el título de capellán real por su amistad con el duque de Lerma. Quevedo, estudiante en la universidad, reside también allí y surge la rivalidad entre ambos. Con la salud quebrantada y agobiado de deudas regresa a Córdoba ese mismo año.

De nuevo busca insistentemente un mecenas lo que en 1609 lo lleva a Álava, Pontevedra, Alcalá y Madrid; pero fracasa una y otra vez por insidias de la Corte. Hastiado, se retira como párroco a su heredad en Santa María de Trassierra (Córdoba), lugar próximo a la capital en plena Sierra Morena, entregándose de lleno a su auténtica vocación, la literatura.

Sin embargo, en 1617 lo encontramos de nuevo en la Corte, ahora en Madrid, favorecido por Felipe III que le otorga una capellanía real por recomendación de su valido el duque de Lerma. Caído éste en desgracia, Góngora se ve en situación precaria.[2]

Será en 1621 con Felipe IV y su valido el conde-duque de Olivares cuando intente una vez más lograr el mecenazgo de la nobleza en alivio de su precaria situación económica, pero sus expectativas se frustran nuevamente. Decepcionado, deprimido y enfermo regresa a Córdoba donde fallece el 23 de mayo de 1627.

1 La rivalidad con Quevedo[editar]

Francisco de Quevedo y Villegas

Como queda arriba apuntado, siendo Quevedo universitario en Valladolid (1603) se inicia una rivalidad proverbial con Góngora que se mantendrá a lo largo de los años. Un tal «Miguel de Musa» (seudónimo de Quevedo) ataca el estilo de Góngora, quien no duda en responder:

Musa que sopla y no inspira
y sabe que es lo traidor
poner los dedos mejor
en mi bolsa que en su lira,
no es de Apolo, que es mentira.

Entre las sátiras que Quevedo dedica a Góngora destaca el soneto A una nariz, publicado en 1647 tras la muerte de su autor. La mordacidad de Quevedo apunta al apéndice nasal de su adversario motejándolo veladamente de «judío narigudo», un insulto en aquella época:[3]

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un pez espada muy barbado.


Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.


Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.


Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito.


Francisco de Quevedo

Góngora responde una y otra vez, como en el Anacreón castellano (1609), soneto dedicado a Quevedo y Lope de Vega:[4]

Anacreonte español, no hay quien os tope,
que no diga con mucha cortesía,
que ya que vuestros pies son de lejía,
que vuestras suavidades son de arrope.


¿No imitaréis al terenciano Lope,
que al de Belerofonte cada día
sobre zuecos de cómica poesía
se calza espuelas, y le da un galope?


Con cuidado especial vuestros antojos
dicen que quieren traducir al griego,
no habiéndolo mirado vuestros ojos.


Prestádselos un rato a mi ojo ciego,
porque a luz saque ciertos versos flojos,
y entenderéis cualquier gregüesco luego.

2 Góngora en el diccionario de la lengua española[editar]

Se recogen tres voces:

No registrada en el DLE pero correctamente formada:

  • gongorizante

3 Obra literaria[editar]

Portada del «manuscrito Chacón» (1628).

Las obras de Góngora circularon en manuscritos coleccionados y recopilados en cancioneros y antologías. Destaca el «manuscrito Chacón», así llamado por haberlo copiado don Antonio Chacón Ponce de León, señor de Polvoranca.[6]

Desde un inicial conceptismo, su estilo va evolucionando hacia el culteranismo del que es máximo exponente.

  • Comedia venatoria
  • Doctor Carlino
  • Fábula de Polifemo y Galatea (1612)
  • Las firmezas de Isabela (1613)
  • Soledades (1613)
  1. Soledad de los campos
  2. Soledad de las riberas
  3. Soledad de las selvas
  4. Soledad del yermo
  • Fábula de Píramo y Tisbe (1618)
  • Romances
  • Sonetos, canciones y otros poemas en arte mayor

4 Cronología[editar]

1547 Cervantes nace en Alcalá de Henares
1561 Góngora nace en Córdoba
1570 Góngora inicia sus estudios primarios en los jesuitas de Córdoba
1571 Batalla de Lepanto (Góngora: 10 años)
1580 Góngora concluye su formación universitaria en Salamanca
1580 Quevedo nace en Madrid (Góngora: 19 años)
1585 «Soneto a Córdoba», primera obra maestra de Góngora escrita en un viaje a Granada
1585 Cervantes elogia a Góngora en el Canto de Calíope de «La Galatea»
1598 Felipe III de España, «el Piadoso», sucede a Felipe II
1599 Velázquez nace en Sevilla (Góngora: 38 años)
1601 Nace Baltasar Gracián (Góngora: 40 años)
1603 Góngora y Quevedo -estudiante universitario- coinciden en Valladolid
1605 Primera parte del Quijote
1615 Segunda parte del Quijote
1616 Cervantes muere en Madrid (Góngora: 51 años)
1617 Góngora en Madrid, en la corte de Felipe III con la protección del duque de Lerma, valido del rey
1621 Felipe III muere en Madrid. Le sucede Felipe IV (Góngora: 60 años)
1621 Góngora nuevamente en Madrid, ahora en la corte de Felipe IV con la protección del conde-duque de Olivares, valido del rey
1622 Velázquez retrata a Góngora (61 años)
1626 Se publica en Zaragoza la Historia de la vida del Buscón llamado don Pablos; ejemplo de vagamundos y espejo de tacaños, de Quevedo
1627 Góngora muere en Córdoba a los 66 años
1645 Quevedo muere en Villanueva de los Infantes (Ciudad Real)
1647 Se publica el Oráculo manual y arte de prudencia de Gracián
1658 Baltasar Gracián muere en Tarazona (Zaragoza)
1660 Velázquez muere en Madrid
1665 Felipe IV de España muere en Madrid

5 Véase también[editar]

6 Referencias[editar]

6.1 Bibliografía

OBRA en línea:

  • Universidad Pompeu Fabra (Barcelona):   Letrillas

notas

  1. sexagenario, ria:   persona de edad comprendida entre 60 y 69 años (DLE en línea).
  2. En poco tiempo se suceden tres hechos que afectan directamente a Góngora: Rodrigo Calderón es ejecutado en el cadalso (1621), asesinan al conde de Villamediana y fallece el conde de Lemos (1622).
  3. Ignacio Arellano Ayuso (BVMC):   Comentario de texto «A un nariz»
  4. Ana Cristina López Viñuela (universidad de Salamanca-Toulouse):   Quevedo y «el pobre Lope de Vega» en un soneto gongorino (.pdf)
  5. gongorizar: flexión como «trazar»
  6. Biblioteca Digital Hispánica