Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Una partícula es, en sentido estricto, una palabra que carece de variaciones de género, número, tiempo... Hay tres categorías de partículas: preposición, adverbio y conjunción. Las partículas forman un conjunto relativamente cerrado, en el que apenas se quitan o añaden palabras y que evoluciona mucho más lentamente que los nombres, los adjetivos y los verbos.

Se usa también de modo más general para referirse a las palabras que tienen esta última característica, aunque no sean invariables, como los pronombres (todos o parte de ellos) y especialmente los artículos. Una razón para ello es que las fronteras de la clasificación clásica es a menudo difusa y hay palabras que se pueden interpretar como artículo o pronombre (lo), como preposición o adverbio (según), etc.