Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

La personificación es la atribución de características propias de las personas a cosas o ideas. Normalmente es un mero recurso estilístico o retóricos, pero en algunos casos afecta a la gramática o la ortografía.

Personificaciones habituales son las siguientes.

1 Colectivos de personas[editar]

Pueden ser entidades formadas por personas o territorios con sus habitantes, como por ejemplo:

empresa asociación Gobierno policía
bolsa colegio comité equipo planeta
Tierra mundo sociedad país región

Con estas personificaciones el complemento directo puede llevar la preposisión a.

2 Conceptos y fenómenos tratados como seres[editar]

Particularmente los asociados a personajes mitológicos. Los vientos también se pueden personificar:

muerte galerna

Según el grado de personificación puede llevar la preposición a o, incluso, como personaje genuino de ficción, tener mayúscula inicial.

3 Partes del cuerpo y emociones[editar]

Sobre las partes en las que según la cultura popular o la mitología, residen emociones, inteligencia... Las emociones en sí también se personifican como si fueran externas a las personas.

corazón
tristeza

Con estas personificaciones el complemento directo puede llevar la preposisión a.

4 Personajes en cuentos[editar]

Y en narraciones similares, los personajes que son objetos:

Le dijo la mesa a la silla...

Estas personificaciones pueden tener mayúscula inicial, cuando se consideran auténticos nombres de personajes.

5 Animales[editar]

Sobre todo las mascotas y los animales domésticos, con cierto grado, incluso, de humanización.

Quiere mucho a su perro.

Con estas personificaciones el complemento directo puede llevar la preposición a. Además, no es raro aplicarles verbos que, en principio, se reservan a las personas:

Asesinaron a una ballena.

6 Obra por su autor[editar]

No es realmente un personificación, sino una metonimia, pero se le parece en que atribuye a la creación la capacidad del autor de comunicar:

Este estudio afirma que...