Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

En español, el sujeto pospuesto al verbo o sujeto posverbal puede aparecer en diversos contextos.

1 Casos[editar]

Casos en los que aparece pospuesto con frecuencia son, entre otros:

Se venden casas.
Me gustan mucho tus ideas.
  • En preguntas y en interrogativas indirectas:
¿Sabes dónde están las llaves?
No sé dónde están las llaves
  • Con lugar o tiempo antepuesto:
Ayer salió el sol
  • Con complemento directo antepuesto:
La puerta la abrió el conserje por la mañana.

2 Como tópico[editar]

Al contrario que en lenguas como el italiano, el sujeto pospuesto al final de la oración no se suele considerar tópico (es decir, externo a la oración), por lo que en general van sin coma frases como la siguiente:

Es muy inteligente tu hija.

Sin embargo, en la lengua oral sí podría emplearse como tópico, de modo de que Es muy inteligente, tu hija vendría a ser lo mismo que Es muy inteligente; quiero decir, tu hija.

3 Ambigüedad[editar]

La relativa libertad de posición del sujeto puede originar ambigüedad con ciertos verbos, ya que se puede confundir con el complemento directo. En estos casos, es posible que el complemento lleve preposición:

Persigue el perro al gato.

4 Concordancia[editar]

Cuando el sujeto pospuesto consiste en varios sustantivos abstractos o no contables coordinados, el verbo suele ir en singular, sobre todo si aparecen sin determinación[1]:

Me apetece fruta y yogur.

5 Notas y referencias[editar]

  1. «concordancia» en el Diccionario panhispánico de dudas. Edición impresa: ISBN 84-294-0623-9., sec. 4.1a
Este artículo es un apunte preliminar. Ayuda en la Wikilengua extendiéndolo.
Más apuntes aquí.