Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Una pica en Flandes, para que no aparezca ese feo enlace rojo. Ya agregaré aquí algún dato.


Vengo aquí, fundamentalmente, a aprender, curiosear, actuar de abogado del diablo cuando me dé el cuero para ello, y aportar mis escasos recursos. Por razones de oficio, he aprendido bastante de teoría de lenguajes (tengo por allí, entre tantas otras cosas sin terminar, un librito de divulgación sobre el tema apuntado a cubrir mínimamente la escasez de materiales de ese tipo en nuestra lengua). Del oficio al gusto, a veces, hay un paso, así que he terminado por interesarme en la lingüística (o en cierto sentido, a la aplicación de la teoría de lenguajes a las lenguas humanas). Espero poder contribuir en esos terrenos, así como en el de la fonología. Al mismo tiempo, tengo interés en aportar lo que sea posible para que se tome en cuenta la riquísima diversidad del español (castellano, le decimos más habitualmente en mi tierra); en mi humide opinión, es en esa diversidad, como en la naturaleza, que descansa la verdadera fuerza de la lengua. La norma, pues, no debe jamás ser entendida como un corsé, sino como un honesto y continuado intento de recoger y sistematizar ex post facto el consenso de los hablantes.