Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 celeridad, prontitud, velocidad, diligencia[editar]

Se refieren estas palabras al movimiento y a los medios de hacerlo mas acelerado, y en este sentido diremos que la celeridad corresponde al modo y la prontitud ni tiempo. Aquella indica un movimiento ligero y continuado; esta puede suponer solo una acción:

Corre con la mayor celeridad para traerme con toda la prontitud que puedas la noticia que estoy aguardando.
Se puso con prontitud en camino, y anduvo con celeridad para llegar a tiempo.
Con prontitud se escondió.
Con celeridad fue a buscar al enemigo.

Celeridad, pues, significa aquí correr mucho, y prontitud tardar poco.

La celeridad emplea el movimiento mas activo y eficaz y la velocidad el que se ejecuta en menos tiempo, con presteza y agilidad; la diligencia, los medios mas breves y eficaces para lograr el fin.

La prontitud no sufre dilación, la celeridad diminución, la velocidad atraso, ni la diligencia desaliento.

Debemos servir con prontitud, hacer un encargo con celeridad, correr con velocidad para socorrer al desgraciado, y trabajar con la mayor diligencia para perfeccionar nuestras buenas disposiciones.

2 Referencias[editar]

Calandrelli, M., Diccionario filológico-comparado de la lengua castellana, Buenos Aires, 1880-1916, 12 vol.