Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 de otra parte, por otra parte, fuera de eso, además[editar]

Estas expresiones tienen diferente sentido según los casos, refieriéndose todas a corroborar cualquier aserto o proposición ya sentada.

Dando razones para convencer a otro de lo que intentamos probar, nos valemos de las que primero se nos ocurre, y vamos añadiendo en el progreso de la discusión otras más y más fuertes, según va siendo obstinada la oposición o la duda y la incredulidad.

De otra parte, equivale a decir: si no te convences con los raciocinios que deduzco de este principio, de este lado, de esta parte; no podrás resistirte a los que de otra parte se me presentan, pues estos son más fuertes y convincentes. Es decir, se refiere al origen.

Considero que si por parte del interés no tiene miedo, por parte de su honor puede tenerlo. Por otra pate debe considerar el riego que corre su vida en tan peligrosa empresa. Por otra parte hay razones muy poderosas para hacer esto o aquello.

Habiéndose completado el razonamiento principal, si ocurren otros nuevos, se dice: además de lo dicho hay otras razones convincentes, que no admiten réplica, pues además en su recto sentido es extensión, aumento, exceso, añadir al discurso, a la relación que se va haciendo.

Fuera de eso (o aparte de eso), opuesto a dentro, pertenece a la parte exterior, y se dice: fuera de estas consideraciones hay otras bien patentes y claras, que todo el mundo ve y conoce.

Así pues, además indica que se van a añadir nuevas razones a las que por sí solas eran bastantes para convencer: debes tener confianza en este hombre, porque es vuestro verdadero amigo, además de que sus austeros principios de virtud, aseguran su probidad. Fuera de (aparte de) indica una razón que no pertenece directamente a la cuestión; pero que tiene mucha relación con ella.

2 Referencias[editar]

Pedro María de Olive, Diccionario de sinónimos de la lengua castellana, París, 1891.