Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 corrección, enmienda, reforma[editar]

La corrección indica aquellas acciones que se dirigen a quitar deformidades o evitar faltas, volviendo al camino de la regularidad y el orden, del que se había separado, a la persona o cosa; a hacer justiticado y recto al que carece de estas cualidades.

La enmienda nos muestra que se ha verificado la corrección mudándose la disposición y estado de la cosa o persona de mal a bien, o pasando de bien a mejor.

La corrección se dirige a hacer que desaparezcan las faltas, defectos o irregularidades de una cosa, o que se eviten las falsas direcciones o los resabios que toman tanto las personas como las cosas.

Lt enmienda supone corrección; la completa, la vigoriza, la da estabilidad y pennanencia; es pues más importante y fuerte. Se corrige lo desarreglado, se enmienda lo vicioso.

La reforma corresponde siempre a un pensamiento, a un plan completo que propende a corregir abusos generales de un gobierno, de una nación, de una corporación numerosa. Se reforman los códigos, la administración de justicia, el sistema de la Hacienda pública.

La enmienda depende regularmente de la voluntad del mismo que debe enmendarse. Sin ella nada se logra: habrá castigo, rigor, corrección, pero no enmienda.

La reforma proviene de la voluntad del reformador. Poco a poco se mejoran las cosas con la enmienda, y a veces se mudan enteramente con la reforma.

2 Referencias[editar]

Pedro María de Olive, Diccionario de sinónimos de la lengua castellana, París, 1891.