Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Retrato de santa Teresa de Jesús (o Sta. Teresa de Jesús) pintado en el siglo XIX por Eduardo Balaca.

La voces san (con la variante santo ante Domingo, Tomás, Tomé y Toribio) y santa van en minúscula cuando son tratamientos aplicados a las personas que han sido declaradas santas:

La obra de santa Teresa de Jesús jamás fue censurada por la Inquisición.
El cardenal Bergoglio escogió el nombre en honor a san Francisco de Asís.
Está leyendo el Evangelio de san Mateo.

Van en mayúscula en iglesias, poblaciones, vías, etc., en homenaje a ellas:

En San Sebastián se puede visitar la iglesia de Santa María.
Vive en la avenida de Santa Eugenia.
Era el presidente de Santo Tomé y Príncipe desde 2016.

En las menciones al santoral del DLE se emplean mayúsculas, que se tratan como festividades:

el día de San Juan Bautista [en sanjuanada]
la mañana de San Juan [en lámpara]
el día de San Fermín [la festividad de San Fermín]
el veranillo de San Miguel
Rana de san Antonio.

Cuando ha pasado a formar parte de un nombre común (algo habitual, por ejemplo, en plantas y animales), va en minúscula y, por lo general, junto si no tiene preposición. En este último caso, la n pasa a m si se une a una voz que empieza por b o p:

una santateresa [~ mantis]
una santamarta [también santa Marta, una planta]
una santabárbara [donde se guarda la pólvora en las embarcaciones]
un sambernardo [~ perro de San Bernardo; este último es el nombre de un lugar en Suiza]
rana de san Antonio
hierba de san Juan

Van con mayúscula:

Santo Oficio Espíritu Santo Santos Lugares
Santo Entierro [procesión] Sábado Santo día de Todos los Santos
Jueves y Viernes Santo Jueves Santo Viernes Santo

Van con minúscula:

el santo sepulcro el año santo el campo santo
los santos óleos los santos apóstoles los santos sacramentos
los santos padres

Las correspondientes abreviaturas van en mayúscula:

S. ~ santo Sto. ~ santo Sta. ~ santa