Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

1 Mayúsculas y minúsculas[editar]

La palabra universidad se escribe con mayúscula inicial en los siguientes casos:

  • Cuando forma parte del nombre propio de una concreta:
Universidad Autónoma de Madrid
Universidad Nacional de Colombia
  • Cuando se refiere al conjunto de instituciones de enseñanza superior de un país (o de varios):
La Universidad necesita una reforma profunda.

Puede escribirse con mayúscula o minúscula cuando se refiere a una ya mencionada, a la que se alude de modo abreviado, pero solo si no va determinada por este, dicha o similar:

Todos los alumnos de la Universidad pueden participar en esta actividad.
Todos los alumnos de la universidad pueden participar en esta actividad.

En otros casos, en minúscula:

Todos los alumnos de esta universidad pueden participar en esta actividad.
No hay ninguna universidad del país entre las mejores del mundo.
Las mejores universidades están en los Estados Unidos y Alemania.
Las universidades privadas no son necesariamente mejores que las públicas.

2 Acortamiento[editar]

En el Cono Sur es frecuente el acortamiento u para universidad. Aunque sea un caso extremo de acortamiento, no deja de ser una voz con valor léxico que se trata como otra palabra (de modo es un homónimo del nombre de la letra u) y así figura en el Diccionario de americanismos[1].

Al ser un nombre común se escribe en minúscula. Su plural es úes, con tilde.

Yes check.svg En la u me dijeron que era muy chico.
Red x.svg En la u. me dijeron que era muy chico.
Red x.svg En la U me dijeron que era muy chico.
Yes check.svg Solo serán gratuitas las úes que cumplan los requisitos.
Red x.svg Solo serán gratuitas las Ues que cumplan los requisitos.

3 Notas y referencias[editar]

  1. «u», Diccionario de americanismos

Nota. Según la Ortografía académica, en la aplicación de las mayúsculas intervienen «muchos factores, como la intención de quien escribe, el tipo de texto o el contexto de aparición», y se aclara que «es a todas luces imposible prever y explicar todos los contextos en los que quien escribe puede optar por utilizar la mayúscula o la minúscula en función de variables muy diversas, sin que, en rigor, ninguno de los dos usos pueda considerarse incorrecto» (p. 446).