Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Una enumeración es la expresión sucesiva de las partes de que consta un todo, ya sea total o parcialmente. También se la llama lista, es especial cuando está dispuesta verticalmente, a modo de tabla o cuadro. No debe confundirse con la numeración que es la acción de dar números a algo.

Las enumeraciones suelen tener algún tipo de introducción. Los elementos de la lista deben tener una forma gramatical coherente y no se deben mezclar sentencias completas con partes de sentencias. Cuando la introducción no es una sentencia completa, los elementos deben darle continuidad sintáctica.

En sistemas como HMTL, TeX y similares hay tres tipos básicos de listas:

  • numeradas u ordenadas,
  • con topos o sin orden,
  • descripciones (como en glosarios).

1 Enumeraciones integradas

A menudo las enumeraciones están integradas en el párrafo, sin separación visual del resto del texto.

Cuando en estas listas se anticipa el contenido de lo que se enumera, se escriben dos puntos. Si no se anticipa, la enumeración no va precedida de dos puntos:

Comimos sopa, chuletas y flan.
Comimos tres platos: sopa, chuletas y flan.
Estuvimos en Francia, Suecia, los Países Bajos y Finlandia.
Estuvimos en varios países: Francia, Suecia, los Países Bajos y Finlandia.

Los elementos se separan con coma, salvo el último, si está unido con una conjunción como y u o. Si son complejos o tienen a su vez comas u otras conjunciones, se separan con punto y coma, salvo el último, si está unido con una conjunción como y u o, que se separa con coma.

2 Enumeraciones tabuladas

Los elementos de la lista puede componerse tabulados, para que los datos y las posibles relaciones entre ellos queden claros visualmente. Si son cortos, puede optarse por darlos en varias columnas.

La introducción suele terminar con dos puntos, signo que es necesarios si se anticipa el contenido. Si es una oración completa, también puede usarse el punto además de los dos puntos.

Cada elemento puede ir precedido de un número o letra (véase más abajo), o de un topo o bolo (también llamados viñetas). La puntuación al final de los elementos puede omitirse, sobre todo si son cortos, o puede ser la que correspondería si la lista estuviera integrada en el párrafo. También se puede optar por un signo concreto unificado en todas las listas de este tipo, que suele ser el punto y coma. De usarse puntuación, el último elemento cierra con punto.

Los elementos tienen mayúscula o minúscula en función de la puntuación (minúscula con coma o punto y coma; mayúscula con punto); sin puntuación, depende del grado de continuidad con la introducción.

3 Párrafos enumerados

En ciertos casos, varios párrafo pueden depender jerárquicamente en su contenido de otro anterior. Estos párrafos pueden tratarse como listas, con la adición de numeración o un topo, y con la sangría propia de las listas. Se tratan en cuanto a mayúsculas y puntuación como otros párrafos.

4 Enumeraciones abiertas

A continuación se ejemplifican diferentes modos de dejar una lista abierta.

Había cuadros de muchos géneros, como marinas, bodegones y paisajes
Había cuadros de muchos géneros: marinas, bodegones, paisajes, etc.
Había cuadros de muchos géneros: marinas, bodegones, paisajes...
Había cuadros de muchos géneros; por ejemplo: marinas, bodegones, paisajes...
Había marinas, bodegones y paisajes, entre otros géneros.
Había marinas, bodegones o paisajes.

En las listas tabuladas no se suele cerrar con una fórmula como etc. o los puntos suspensivos, sino que se aclara en la introducción con entre otros, por ejemplo o similar.

5 Numeración

Las listas puede ir numeradas, pero normalmente se recomienda hacerlo solo cuando hay una idea clara de orden (ya sea porque los números tienen su propio sentido, como los capítulos de un libro, o porque son pasos que ha que seguir uno tras otro, por ejemplo) o si es necesario hacer remisiones a elementos concretos de la lista.

La numeración va seguida de un signo como un punto o un paréntesis de cierre, aunque en tipografía moderna se prescinde a menudo de él si el número o letra está resaltado por medios tipográfico (negrita, al margen, de otro color, etc.).

Formas frecuentes son:

1) 1. 1.º a) A. A) I. [número romano] I) [número romano]

Tradicionalmente, las letras minúsculas se han compuesto de cursiva, pero hoy también es frecuente la redonda. Cuando la numeración es ordinal, el punto abreviativo ya puede funcionar como separador y no se añade otro punto.

Por influencia del inglés, la numeración lleva a menudo un paréntesis de abrir además del de cerrar.