Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
(Traído desde Ayuda discusión:Borrador)
 
Línea 1: Línea 1:
 +
{{borrador}}
 +
 
El español que se habló (y aún se habla en reducidos círculos con intersecciones culturales y de cosanguineidad) en las Islas Filipinas, antes de ser objeto de lides y vergonzantes compraventas entre España y EEUU, era y es conocido como CHABACANO. Consiste en una suerte de jerga en la que se mezclan palabras de las lenguas nativas del archipiélago con palabras y estructuras gramaticales del castellano de los siglos XVI y XVII. Se caracteriza por su sonoridad poco armoniosa y por faltas a las reglas ortográficas del castellano. Aunque parezca sorprendente, hoy día existe en Manila una emisora de radio que emite en chabacano y algunas revistas que se publican en este dialecto monoritario.
 
El español que se habló (y aún se habla en reducidos círculos con intersecciones culturales y de cosanguineidad) en las Islas Filipinas, antes de ser objeto de lides y vergonzantes compraventas entre España y EEUU, era y es conocido como CHABACANO. Consiste en una suerte de jerga en la que se mezclan palabras de las lenguas nativas del archipiélago con palabras y estructuras gramaticales del castellano de los siglos XVI y XVII. Se caracteriza por su sonoridad poco armoniosa y por faltas a las reglas ortográficas del castellano. Aunque parezca sorprendente, hoy día existe en Manila una emisora de radio que emite en chabacano y algunas revistas que se publican en este dialecto monoritario.
  
 
[[Categoría:Mundo de la lengua]]
 
[[Categoría:Mundo de la lengua]]

Revisión del 10:16 22 ene 2019

El español que se habló (y aún se habla en reducidos círculos con intersecciones culturales y de cosanguineidad) en las Islas Filipinas, antes de ser objeto de lides y vergonzantes compraventas entre España y EEUU, era y es conocido como CHABACANO. Consiste en una suerte de jerga en la que se mezclan palabras de las lenguas nativas del archipiélago con palabras y estructuras gramaticales del castellano de los siglos XVI y XVII. Se caracteriza por su sonoridad poco armoniosa y por faltas a las reglas ortográficas del castellano. Aunque parezca sorprendente, hoy día existe en Manila una emisora de radio que emite en chabacano y algunas revistas que se publican en este dialecto monoritario.