Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

El futuro imperfecto de indicativo indica el hecho como no acabado, y expresa la coincidencia de un predicado con su sujeto en tiempo posterior al momento en que se enuncia:

el año será abundante; amueblaré la casa; la guerra cesará

Expresamos también posibilidad, duda y vacilación con el futuro de indicativo; como cuando decimos:

serán las diez; Pedro tendrá cuarenta años
cara más hipócrita no la habrás visto en tu vida

También cuando al aserto de otro respondemos no queriendo darle por completo la razón, o acaso con ánimo de contradecirle indirectamente:

asi será

Con este mismo valor, pero refiriéndonos al pasado, empleamos también el potencial simple en réplicas como ésta

—Mi padre fue un héroe.
—Sí, sería.

Cuando se expresen el mandato o la prohibición de un modo absoluto, sin relación a tiempo o lugar, podemos substituir el imperativo y el subjuntivo, en segunda persona, por el futuro imperfecto de indicativo

no matarás; no jurarás en vano

Y también sin la anterior limitación, aunque más raramente, podemos emplear en el mandato el futuro en segunda y tercera persona:

me traerás la respuesta; irá usted; vendrán ellos.

Referencias

Real Academia Española, Gramática de la lengua castellana, nueva edición, reformada, Madrid, 1917.