Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Un libro de estilo, manual de estilo o guía de estilo es un conjunto de normas para la escritura y el diseño de documentos, ya sea para de uso general o para una publicación específica, una organización, o una materia. La aplicación de un manual de estilo proporciona uniformidad en estilo y formato en un documento y en varios documentos que formen una serie homogénea. Normalmente adopta la forma de libro, pero también puede ser un documento más conciso y algunos de ellos están disponibles también en Internet.

Las guías de estilo son habituales tanto para el uso general y como especializada, para los autores y los lectores, y para los estudiantes y académicos de diversas disciplinas, como la medicina, el periodismo, el derecho, la política, la empresa y la industria.

Las organizaciones que defienden los derechos de grupos sociales minoritarios o marginados a veces establecen lo que ellos creen que es el tratamiento lingüístico justo y correcto de sus audiencias. Un ejemplo pueden ser los manuales de lenguaje no sexista.

Algunos libros de estilo se centran en el diseño gráfico, especialmente en puntos como la tipografía y los blancos. Los manuales de estilo de sitios web tratan aspectos técnicos y visuales de las publicaciones, además la redacción del texto.

Muchas guías de estilo se revisan ​periódicamente para adaptarse a los cambios en las convenciones y el uso. Hoy también son frecuentes las guías de estilo publicadas en Internet, que se pueden actualizar al instante.

José Martínez de Sousa distingue código tipográfico, que recoge normas esencialmente ortotipográficas, libro de estilo, que fija reglas, y manual de estilo, que es más un estudio que además explica sus fundamentos y su realización en función del contexto (DETAG, «libro de estilo», p. 276).

1 Características

Los manuales de estilo de las editoriales establecen reglas acerca del uso del lengua, tales como ortografía y ortotipografía, incluyendo cursiva y puntuación; su propósito principal es la coherencia. Son reglas pensadas para que los escritores usen un lenguaje coherente. A los autores se les pide (o incluso se les exige) seguir una guía de estilo en la preparación de su trabajo para su publicación; los correctores se encargan de hacer cumplir el estilo editorial.

Los manuales de estilo de las entidades académicas y universitarias suelen ser estrictos en el formato de las citas y las bibliografías utilizadas para la preparación de los artículos (más en le mundo anglosajón que en el hispano).

A los especialistas e investigadores se les recomienda seguir las pautas de estilo generales de sus disciplinas cuando entregan artículos y libros a revistas académicas y editoriales. Una vez que han aceptado la obra para su publicación, los editores proporcionan a los autores sus propias directrices, que pueden ser diferentes de las pedidas para la presentación, y los editores pueden ayudar a los autores a preparar su escrito para la imprenta.

Otras entidades, distintas de los mencionados anteriormente, producen guías de estilo de uso interno o externo. Por ejemplo, los departamentos de comunicación y de relaciones públicas de las empresas y las organizaciones sin fines de lucro tienen guías de estilo para sus publicaciones (boletines, comunicados de prensa, páginas web).

Muchas publicaciones (sobre todo diarios) utilizan manuales de estilo sobre el diseño gráfico para establecer y dar ejemplos de los diseños preferidos y la maquetación de sus páginas. A menudo son muy detallados y especifican, por ejemplo, que fuentes y colores hay que utilizar. Estas guías permiten un equipo de diseño grande crear un resultado visualmente coherente que identifica de algún modo la organización.

En la comunicación técnica y científica las organizaciones internacionales han preparado diversos estándares que se utilizan como base para guías de estilo más específicas de una materia, una región o una organización.

Entre los manuales de estilo más prestigiosos en lengua española, se encuentran los de la agencia de noticias EFE, en colaboración la Fundéu BBVA, y los de los diarios El País, La Vanguardia y el ABC.

Asimismo, algunas instituciones, como la UE, publican normas y convenciones de redacción para las instituciones, los órganos y los organismos de la Unión Europea.

2 Contenido de los manuales de prensa

Los apartados sobre normas lingüísticas pueden tratar cuestiones fonéticas (en los medios audiovisuales), gramaticales y de léxico. También son habituales los glosarios, como de términos económicos, y las listas de siglas, acrónimos, abreviaturas y símbolos

La mayoría de los manuales de estilo de medios de comunicación incluyen también apartados que tratan de la función social y comportamiento de los periodistas, cuestiones deontológicas, éticas, etc.

3 Otros idiomas

Entre los libros de estilo en otras lenguas, se encuentran los de la agencia de noticias AP (inglés norteamericano) y el de Reuters (en inglés británico), los de periódicos británicos como The Guardian, y el manual de estilo de la BBC.

4 Véase también

5 Enlaces externos

en español
en inglés
La versión original del artículo, o parte de él, procede de la Wikipedia (en), que edita bajo licencia Creative Commons cc-by-sa-3.0-es. Otros artículos aquí.