Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


El Sistema Internacional (SI) de unidades fue establecido a mediados del siglo XX como medio para unificar las unidades de medida en todo el mundo, para lo cual tomó como base el sistema métrico decimal.

A cada unidad le corresponde un símbolo y un nombre. De acuerdo con el SI, el símbolo no es una abrevitura del nombre de la unidad, sino que es una entidad matemática con valor propio.

Las unidades más importantes son:

m metro rad radián W vatio
s segundo sr estereorradián V voltio
kg kilogramo F faradio Pa pascal
mol mol C culombio Ω ohmio
cd candela J julio °C grado Celsius
K kelvin N newton Bq becquerel
A amperio Hz hercio Wb weber
H henrio T tesla S siémens

Los nombres de las unidades no están normalizados, aunque a menudo se escriben como aparecen en el estárdar francés (y que no siempre coinciden con el nombre de la persona, como en farad, de Faraday, o volt, de Volta); por ello, son igualmente aceptables las denominaciones reconocidas por la Real Academia Española, que son las dadas en el cuadro anterior. Su plural se forma según las reglas generales:

27 hercios, 56 newtons, 5 siémens, 23 picofaradios

Los símbolos han de conservarse en la grafía normalizada, sin añadir o quitar acentos, ni cambiar mayúsculas y minúsculas, ni añadirles punto abreviativo (aunque sí pueden ir seguidos de punto y seguido, punto y aparte, puntos suspensivos...), ni formar el plural: el ángstrom es Å y no A, ni Á, ni a; el kilómetro es km y no KM, ni Km; 25 kilogramos es 25 kg. Se escriben siempre con letra redonda.

No deben añadirse nuevas unidades al sistema, aunque se admiten unas pocas de uso generalizado, como minuto (min), hora (h), día (d), grado (de ángulos planos, °), minuto (de angulos planos, ′), segundo (de ángulos planos, ″), litro (l o L), tonelada (t) y hectárea (ha).

Tampoco se pueden emplean símbolos distintos de los establecidos: cm3 y no *cc. Hay otras unidades cuyo uso está admitido porque resultan convenientes en ciertas áreas especializadas; las más importantes son la milla náutica, el nudo (sin símbolos), el milímetro de mercurio (mmHg), el ángstrom (Å) y el bel (normalmente en el submúltiplo decibel, dB). Además, algunos organismos internacionales han incorporado otras unidades (por ejemplo, var, para la potencia reactiva en electrotecnia).

Debe haber un espacio entre la cantidad y la unidad, incluso en los grados Celsius:

10 °C; *10° C

La única excepción son los grados de ángulo y sus divisiones:

23° 42′ 18″

Las unidades pueden ir precedidas de un prefijo para crear múltiplos y submúltiplos; excepcionalmente, los prefijos con la unidad de masa se basan en el gramo: mg, hg. Los prefijos más importantes son:

da deca- 101 d deci- 10−1
h hecto- 102 c centi- 10−2
k kilo- 103 m mili- 10−3
M mega- 106 µ micro- 10−6
G giga- 109 n nano- 10−9
T tera- 1012 p pico- 10−12

Por ejemplo: mHz (milihercio), hPa (hectopascal), k? (kiloohmio). Al unirse al nombre de la unidad, no debe emplearse guión: milímetro, picofaradio. Los prefijos no se pueden combinar ni usar sin la correspondiente unidad:

pg y no *mng, µm y no *µ

Obsérvese que M es mega- y no miria- (inexistente en la actualidad), que deca- es da y no D y que kilo- es k y no K.

Las unidades se pueden operar para formar nuevas unidades; en tal caso, no se pueden mezclar en una expresión símbolos con nombres de unidades: 10 g/d, 10 gramos por día o 10 g por día, pero no *10 g/día. La multiplicación de símbolos se expresa bien con un espacio, bien con un punto centrado:

N m o N · m

Sin embargo, el espacio suele suprimirse si no hay lugar a confusión: kWh. La división de símbolos se expresa con una barra, una línea horizontal o exponentes negativos: m/s, m s−1; solo puede haber una barra, salvo si la ambigüedad se resuelve con paréntesis:

m kg/(s3 A) o m kg s3 A−1,
pero no m kg/s3/A.

Enlaces externos