Wikilengua
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda


1 Descripción del fenómeno incorrecto

Está bastante generalizado el uso incorrecto de un adverbio de lugar (delante, detrás, encima, debajo, cerca, lejos, ...) seguido de un posesivo en función adjetiva, no ya en masculino, sino incluso en femenino, según quien hable.

2 Uso correcto

En estos casos, detrás de los adverbios debe ir la preposición de seguida por el pronombre personal correspondiente.

2.1 Ejemplos

No te pongas delante mío/-a, que me quitas el sol. (Incorrecto)
No te pongas delante de mí, que me quitas el sol. (Correcto)
En el cine, detrás nuestro/-a, unos no pararon de hablar. (Incorrecto)
En el cine, detrás de nosotros, unos no pararon de hablar. (Correcto)
Mira lo que hay detrás tuyo/-a. (Incorrecto)
Mira lo que hay detrás de ti. (Correcto)
Delante mío/-a está la mesa del profesor. (Incorrecto)
Delante de mí la mesa del profesor. (Correcto)
Detrás mía/-o está el proyector de diapositivas. (Incorrecto)
Detrás de mí está el proyector de diapositivas. (Correcto)
Encima mía/-o vive el profesor de matemáticas. (Incorrecto)
Encima de mí vive el profesor de matemáticas. (Correcto)
Debajo mía/-o está la planta de garaje. (Incorrecto)
Debajo de mí está la planta de garaje. (Correcto)
Cerca mía/-o hay un lago navegable. (Incorrecto)
Cerca de mí hay un lago navegable. (Correcto
Lejos mía/-o está el acantilado de "Las Luciérnagas". (Incorrecto)
Lejos de mí está el acantilado de "Las Luciérnagas". (Correcto)

3 Referencias

1.- Comentario del Académico de la Lengua Fernando Lázaro Carreter en la página 511 de su libro EL DARDO EN LA PALABRA, 1ª edición, Barcelona 1998, ISBN 84-8109-183-9